Pasar al contenido principal

¿Quién fue el único piloto de F1 descalificado por lento? A-lu-ci-na

Este piloto conducía dentro de la pista tan rápido como un autobús escolar. ¡Qué crack!

Imagen de perfil de Javier Prieto
Victor Al 'Pease'

Al leer esta insólita noticia, pensarás que es tan falsa como las camisetas de los chinos. Lógico. Porque cuesta creer que hubo un piloto que fue descalificado por lento en una carrera de F1. Pues sentimos decirte que el tema está totalmente documentado, contrastado y acreditado. La cosa fue así.

Flipa con los peores pilotos de la F1

El prota fue un corredor canadiense llamado Victor Al 'Pease'. Este cachondo, que corría con el dorsal 69 por aquello de las bromas picantes, sembró el terror y las risas en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 entre 1967 y 1969. Y no fue un participante más. Lo suyo debe considerarse una exhibición portentosa y magistral de... impericia y torpeza al volante de un monoplaza. Parecía un galápago con ruedas.

Atento a las estadísticas que hablan por sí solas. Solo se clasificó para disputar el GP de Canadá 1967 y 1969. Por alguna extraña conjunción astral en la cita de casa se sentía inspirado... a su manera. 

 

Al Pease, el héroe lento

 

En su primera aparición 'estelar' en Mosport Park fue doblado ¡cua-ren-ta y tres ve-ces! Sí, sí, has leído bien, perdió 43 vueltas respecto al ganador Jack Brabham. Es cierto que aquel día de 1967 llovía con muy mala leche y que hacía un día de perros, pero es que marcó una velocidad media de ¡69,4 km/h! Menudo debut ante sus paisanos. 

Sin embargo,  Al 'Pease' que era un tipo inasequible al desaliento obró el milagro un par de años más tarde... por desgracia para él y el público.  Porque aquel 20 de septiembre de 1969 se superó a sí mismo, realizando una de las demostraciones más inolvidables del Gran Circo.

 

Pease en GP Canadá 1969

 

La cita arrancó con la tortuga norteamericana siendo superada una y otra vez por los rivales. Sin embargo en esta ocasión, y gracias a una técnica más depurada, consiguió estorbar lo suyo y dejar fuera de combate a unos cuantos osados que pretendían rebasarle, antes de consumar su 'mayor éxito'.

 

En un momento de la prueba, viendo el saco de vueltas perdidas que le estaban metiendo, sucedió algo único. Los comisarios le mostraron bandera negra por circular a una velocidad tan baja que constituía un peligro para los demás contendientes. ¡No es broma!

 

 

 

Jamás antes ni después de Al Pease un piloto de F1 ha sido excluido por ese motivo. Ante ese dato irrefutable no debemos restarle méritos a su hazaña. De hecho, mostró unas extraordinarias facultades para competir más despacio que ninguno de sus rivales. 

Piensa que si resulta muy difícil ser el mejor piloto de la parrilla, obtener el título por todo lo contrario, solo está al alcance de unos pocos privilegiados. Gracias a su esfuerzo, nulo talento y miles de horas de entrenamiento desperdiciadas, se convirtió en una 'chicane móvil'. Ya sabes por qué a la F1 se conoce como el Gran Circo.

 

Al Pease, en plena acción

 

Pero si eso te ha parecido de traca espera a lo que viene ahora. En 1998 ingresó como miembro del Salón de la Fama del Automóvil canadiense puesto que dicen que tuvo mucho éxito en otras pruebas automovilísticas.

Si no nos crees, consulta la Wikipedia.

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear