Pasar al contenido principal

Ecclestone compra por 4 millones de euros el McLaren de Ayrton Senna del GP Mónaco F1 1993

Se trata del monoplaza que estableció el récord, aún vigente, de 6 triunfos en el Principado.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Actualizado
Ayrton_Senna_-_Mclaren_MP4-8

Bernie Ecclestone, ex magnate de la  Fórmula 1, ha adquirido el McLaren MP4/8A de Ayrton Senna, en una subasta organizada por la casa Bonhams en Montecarlo. El caprichito le ha costado al personaje octogenario 4.197.500 euros, calderilla para su fortuna.   

 Ayrton Senna, el mito de la F1

De ese modo tan costoso la colección de coches de Bernie Ecclestone ha incorporado a un nuevo miembro. Menuda flota duerme en el hangar de un aeropuerto inglés.

 

¿Qué tiene de especial ese McLaren?

El MP4/8A, uno de los monoplazas de Ayrton Senna en la F1, está considerado una pieza de culto. Subido a él, el astro brasileño batió el récord de cinco triunfos del británico Graham Hill, apodado Mr. Mónaco.

Además aquel inolvidable 23 de mayo de 1993, el tricampeón del mundo brasileño firmó su sexta y última victoria en las calles del Principado.

 

 

El MP4/8A, propulsado por un motor Cosworth-Ford, sensiblemente inferior al Williams-Renault FW15 C que ganó 10 Grandes Premios en ese año, voló en las manos de Ayton Senna. 

Curiosamente, la unidad del McLaren MP4/8A vendida corresponde al chasis número 6, la misma cifra de triunfos (1987, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993) de Ayrton Senna en el país de los Grimaldi. 

 

 

Los fans del mito sudamericano recordamos que el MP4/8A se convirtió en el último McLaren que condujo antes de fichar por Williams en 1994. En la temporada de 1993, Ayrton Senna se alzó con los Grandes Premios de Brasil, Europa, Mónaco, Japón y Australia y el subcampeonato con 16 puntos menos que un tal Alain Prost. De todas esas victorias, evidentemente la más recordada fue la cosechada en las calles del Principado.

 

 

Por cierto, al volante del McLaren MP4/8A logró el 7 de noviembre de 1993 el postrero triunfo de su vida, en el GP de Australia 1993. Jamás olvidaremos la imagen del podio en el Circuito de Adelaida, junto a su otrora enemigo Prost, y a quien le tendió la mano sellando la paz. Como ves, el coche rojiblanco encierra momentos mágicos de la Categoría Reina.  

 

 

 

Foto principal: Martin Lee (Flickr) vía Wikimedia.

 

Lecturas recomendadas