Pasar al contenido principal

Colin Furze, una bici y 1.000 proyectiles. ¡Este hombre está loco!

¿Por qué lo hace? Pues porque mola. Fin.

¡Y porque puede! Sin duda Colin Furze es uno de esos personajes curiosos que levantan pasiones: sus inventos locos han conseguido reunir a más de cinco millones de seguidores en su canal de Youtube, con obras tan interesantes como cuando construyó el coche de choque más rápido del mundo para Stig. El vídeo que puedes ver hoy quizás no sea tan relacionado con los coches, pero no se puede negar que las imágenes que consigue son una auténtica pasada. ¿Habrá conseguido algún Récord Guinness sin quererlo?

La imagen está bien definida: una bicicleta, sencilla, con su aspecto práctico y nada ostentoso, lejos de ser la bicicleta más rápida del mundo, envuelta en una tormenta de pólvora, fuego y luz. El objetivo de todo esto es conseguir esa imagen impresionante: la complicación parece menor que en otros muchos de sus inventos, pero no se puede negar que este vídeo es espectacular: en apenas cuatro días ya roza el millón de reproducciones.

 

 

Para llevarlo a cabo, Colin Furze ha tomado una bicicleta y le ha alargado el cuerpo hasta el extremo, para colocar entre ambas ruedas unos 1.000 artefactos. No sé cuánto pesan este tipo de proyectiles, pero por poco que sea, lograr la estabilidad necesaria para circular sin problemas de equilibrio seguro que fue uno de los principales retos de esta hazaña. El resto no tiene mucho misterio: una mecha, fuego y a volar. Sobre estas líneas puedes ver este espectacular vídeo, hay que reconocer que las imágenes son impresionantes. ¡Menudo artista!

Lecturas recomendadas