Pasar al contenido principal

Ocho meses de cárcel por hacer una peineta a un radar

Bueno, y por montar un inhibidor

Imagen de perfil de Álex Morán
Peineta a un radar

No todos los héroes llevan capa. Algunos de ellos, son de avanzada edad, tienen el pelo cano, llevan gafas y conducen un Range Rover. Algunos de ellos se llaman Timothy Hill y van a pasar ocho meses en la cárcel por hacer algo que todo conductor (al menos la mayoría de ellos) ha querido hacer alguna vez y seguramente no se ha atrevido: sacarle una peineta a un radar.

La historia es bastante curiosa. Timothy vive en el condado de North Yorkshire en Inglaterra, y en la carretera A19 cerca de Easingwold, Thirsk y Crathorne hay un radar láser que, aparentemente le molestaba. Ni corto ni perezoso, al pasar por delante del mismo nuestro protagonista sacaba una peineta al radar, siendo grabado en pleno acto en diversas ocasiones y de diferentes formas, a través del parabrisas, sacando la mano por fuera de la ventanilla… al estilo de Mr. Bean en Los Ángeles.

Los drones de la DGT: ¿multan ya?

Parece que no le hizo mucha gracia a los oficiales, que además detectaron que llevaba un inhibidor de radar en su Range Rover. Puesto en alerta sobre el inicio de la investigación, Hill desmontó el dispositivo y lo arrojó al río de detrás de su casa para eliminar la prueba. De hecho, negó lo ocurrido al ser interrogado, pero finalmente acabó cediendo y declarándose culpable.

El resultado de la broma ha sido una sentencia de ocho meses de cárcel y un año sin carné de conducir para Timothy, algo exagerado para haber sacado la peineta, pero que también castiga el empleo del inhibidor. La sentencia, además, busca ser ejemplarizante y disuadir a otros de hacer lo mismo, ya que según el juez que la dictaminó, esa actitud “ataca al corazón” del sistema judicial.

La policía de North Yorkshire lo ha publicado en Twitter junto a un texto que reza: “si quieres ahorrarte problemas no hagas lo que este conductor, insultando a nuestras cámaras de seguridad mientras vas montado en un vehículo equipado con un inhibidor de radar”.

Fuente: Policía de North Yorkshire.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear