Pasar al contenido principal

¿Por qué mi coche arranca y se para? Estas son las causas posibles

Los motivos más frecuentes son estos

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Por qué mi coche arranca pero se para

Si alguna vez te ha pasado, te habrás preguntado angustiado "¿Por qué mi coche arranca y se para?" Es un problema habitual y los motivos son diversos y, aunque parezca mentira, puede suceder también en los coches nuevos recién salidos de fábrica.

Lo habitual es que los motivos por los que el coche arranca y se para sean originados por fallos eléctricos o mecánicos, sin descartar que sean consecuencia de un mantenimiento.

Porque sabemos lo que es vivir esta situación y queremos evitar que te quedaes tirado en plena carretera ni te vuelvas loco pensando que sufres una de esas averías de pesadilla, hemos recopilado los motivos principales por los que el coche arranca y se para. 

A veces Las averías en un coche... ¡las causas tú mismo!

Por qué mi coche arranca y se para: la batería

Un motivo clásico es el agotamiento de la batería. Al arrancar, el coche necesita de la electricidad de la batería, si de inicio ni siquiera te arranca es evidente que el fallo es eléctrico por falta de carga. Puede ocurrir que, cuando la batería está cerca de agotarse, tenga la suficiente fuerza como para arrancar, en ese momento el alternador genera un mínimo de electricidad y mantiene al coche funcionando pero, cuando la demanda de energía elécrica es mayor y no puede acumularse en la batería por desgaste, el coche queda yerto.

Un cambio de batería podría solucionar el problema. Que la asistencia o en el taller comprueben si la batería tiene o no energía y, de no tener, con reemplazarla la avería quedará resuelta. Puede ser también causada por el otro elemento ya mencionado: el alternador.

Por qué mi coche arranca y se para: el alternador

El alternador suministra energía eléctrica que envía a la batería donde se acumula y se distribuye por el resto del sistema eléctrico del vehículo. El motor de combustión del coche hace trabajar al alternador que, entonces, produce electricidad que recarga la batería de forma continua.

Si el alternador falla o, directamente se rompe, la batería será la única fuente eléctrica del coche, una vez que agote la energía acumulada, encontes el coche arranca pero se para por falta de electricidad.

Por qué mi coche arranca y se para: el caudalímetro

El caudalímetro es un elemento que se sitúa entre el filtro del aire y el colector de admisión de aire, es el gestor de la cantidad de aire que entra al motor para la combustión.

Una lectura errónea de los datos que recoge, ya que es un componente electrónico que interpreta el coeficiente calórico, puede provocar errores en el funcionamiento del automóvil como pérdida de potencia, ralentí inestable o ser el causante de que, aunque el coche arranca, se para al realizar una lectura incorrecta de la temperatura del aire. Este caudalímetro también se encarga de enviar órdenes a otras piezas como la válvula EGR.

Por qué mi coche arranca y se para: la válvula EGR.

Ya te contamos en el artículo dedicado a la válvula EGR (qué es, averías y consejos) y ahora la rescatamos al tratar los motivos por los que un coche arranca y se para. La EGR recibe informaciones de diversas fuentes, entre ellas del caudalímetro, para proceder a la apertura de los muelles que tiene y realizar de forma correcta la recirculación de gases nocivos.

Si la válvula EGR está estropeada puede provocar que, aunque el coche arranca, se para al no poder realizar de forma correcta la recirculación de gases.

Hemos hablado de electricidad, de gases de la combustión y ahora toca entrar en los gestores de los carburantes como uno de los motivos por los que el coche arranca y se para.

Por qué mi coche arranca y se para: la bomba del carburante

¿Cuáles son las diferencias de mantenimiento entre un coche diésel y otro gasolina?

La bomba de la gasolina o del diésel es un dispositivo encargado de enviar desde el depósito a los inyectores del motor el carburante. Es una pieza que, de averiarse, puede provocar la falta de combustible haciendo que no arranque, que el coche arranca y se para o que, en marcha, se sienta pérdidas de potencia esporádicas.

Esta bomba está regulada por un relé eléctrico, un fallo en éste puede ser el causante de un fallo directo de la bomba sin que ésta esté averiada.

Por qué mi coche arranca y se para: los inyectores de combustible

Hemos dicho que la bomba hace de intermediario entre el tanque del carburante hasta el motor donde se consumirá siempre y cuando los inyectores funcionen correctamente. Los inyectores se encargan de regular el caudal de combustible diésel o gasolina. En caso de que estos fallen puede provocar un comportamiento errático del vehículo.

¿Por qué mi coche da tirones?

Su obstrucción por partículas que se generan en el depósito del carburante puede acabar haciendo que fallen y supongan una avería del coche.

Pero, como siempre, en caso de avería o fallo, lo mejor es acudir al taller de confianza y que valoren in situ los síntomas en indicios y esperemos que no sea una de las averías más caras que puede sufrir un vehículo.

Lecturas recomendadas