Pasar al contenido principal

Toyota FJ Cruiser Final Edition: versión de despedida

Tan retro, tan cool. Ojalá haya sustituto.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Quizá las palabras ‘Toyota FJ Cruiser Final Edition’ no te digan nada (más allá de barruntar que estamos ante la edición final de un modelo. Muy avispado). Es lógico, este vehículo únicamente sobrevivía en Japón, su tierra natal, donde acaba de ser desvelada esta versión de despedida.

Se trata de un todoterreno mastodóntico y de aspecto retro que más de uno habría querido ver por aquí. Nació en 2005 para plantar cara al gigantesco Hummer y fue dotado de la estética del Land Cruiser FJ40 clásico, aunque el ‘look’ del recién llegado era más… ‘vintage’, por decirlo así. Quería evocar un TT antiguo, pero no 'viejuno', robusto, pero no amenazador. Así, ensambló sus formas al chasis de largueros del Land Cruiser e inició su camino.

Su proyecto data de los años 90, cuando la división estadounidense de Toyota empezó a desarrollar un sucesor del FJ40 original y con gran capacidad offroad. Sus líneas fueron obra del Calty Studio de la marca, situado en California, y antes de su llegada definitiva hubo varios concepts, como el Rugged Sports Coupé. Al fin, en 2003, se presentó en sociedad, pero no pasó a las líneas de montaje hasta tres años más tarde. Oh, y jamás se comercializó en Europa; aquí sólo podía importarse. Contaba con una mecánica V6 4.0 de 242 CV, aunque llegó a los 276 CV en sus últimas especificaciones.

A principios de esta década fue retirándose gradualmente de los mercados en los que estaba presente… hasta quedar únicamente en Japón. Allí verán las llantas de 20 pulgadas de este Toyota FJ Cruiser Final Edition, además de sus acabados en color negro para los plásticos exteriores y un curioso tono beige en la carrocería, muy retro y vintage. Su motor es el mencionado de 276 CV, la última evolución de este V6 con 380 Nm. Por supuesto, tiene tracción total. Y su precio, al cambio actual, será de unos 26.400 euros. En serio, señores de la marca, aquí también lo queremos…

Fuente: Motor.es

Lecturas recomendadas