Vídeo: por esto mola el Lamborghini LM002 número 12231

Es tan loco que mola infinito

Imagen de perfil de Luis Guisado

El Lamborghini LM002 que ves en este vídeo tiene el número de chasis 12231 y pertenece al museo de la marca. En circunstancias normales no debería haber saltado ala luz hasta que su adinerado dueño lo hubiera querido subastar o vender (ahora se cotizan en unos 450.000 euros). Pero en esta ocasión ha cobrado fama porque ha sido restaurado hasta el último detalle por Lamborghini Polo Storico, que es el departamento encargado de devolver a la vida a los modelos clásicos. 

Bajemos a la tierra: los mejores SUV en calidad-precio

El LM002 empezó como un proyecto para conseguir un coche militar de altas prestaciones a finales de los años 70, momento en el que se le conocía como proyecto Cheetah. Ojo, no pienses en el mono que acompañaba a Tarzán: en inglés 'cheetah' es 'guepardo', el animal terrestre más veloz: alcanza unos 60 km/h. También es uno de los que mejor relación peso/velocidad/potencia tiene, pero eso, ejem, no se aplica al Lambo Rambo...

El trabajo quedó en la (casi) nada, pero a principios de los 80 Giulio Alfieri, que ya tenía en su haber cosas tan 'gordas' como el V8 del Maserati 250F o el Maserati 3500GT al completo, se hizo cargo del proyecto.

El resultado, el que puedes ver en el vídeo. El Lamborghini LM002 utiliza un V12 procedente del Countach Quattrovalvole con 5.167 cc y 450 a 6.800 rpm. Con este bloque, el sistema de tracción y los enormes neumáticos específicos, este modelo podía ir por asfalto, arena o rocas.

7 cosas que debes saber del nuevo Lamborghini Urus

Uno de los detalles que pocos saben de este Lamborghini es que su carrocería se hacía en Irízar, ubicada en Bilbao. Sí, amigos: el primer SUV de Lamborghini tiene mucho que ver con algún que otro autocar de los que ves por la carretera. Luego, una vez terminado el exterior, se enviaba la pieza de aluminio y fibra de vidrio a Sant'Agata para su montaje final.

En el vídeo del Lamborghini LM002 (aquí su historia) vas a poder ver no solo al abuelo del Lamborghini Urus en movimiento, sino también el testimonio de la gente implicada en su desarrollo, como Cosimo Nasole, que fue el piloto de pruebas del LM002 en los años 80. 

Lecturas recomendadas