Temblad, talleres de barrio: los amortiguadores serán historia con eROT de Audi

Si te gusta llevar muelles cortos, mejor sigue con tu Honda CRX...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Audi eROT

Nos subimos al nuevo Audi SQ7

La tecnología del automóvil nunca para de reinventarse y con el advenimiento del vehículo eléctrico los nuevos avances son cada vez más impresionantes. Ahora Audi presenta eROT, su nueva propuesta para la regeneración de la energía eléctrica que, además, podría poner fin a los amortiguadores tal como los conoces actualmente. 

Sí, todos conocemos las formas más tradicionales -tradicionales de hace dos días, vaya- para recuperar energía que tienen los coches de propulsión eléctrica e híbrida: tirando de frenada. Pero, ¿y los amortiguadores? Piénsalo bien: se trata de elementos que están en permanente movimiento por muy buenas condiciones que tenga el firme por el que circula el vehículo, y la energía cinética se estaba desperdiciando... hasta ahora. 

Esto es lo que planea hacer Audi próximamente

eROT -contracción de electromechanical ROTary dampers- es la propuesta de Audi para integrar en sus automóviles una nueva vía para generar energía y almacenarla en sus baterías: unos amortiguadores un poco... distintos. "Cualquier bache, agujero y curva genera una energía cinética transmitida al coche", sostiene Stefan Knirsch, miembro del equipo de desarrollo técnico de la firma de los cuatro aros. "Hasta ahora, con los amortiguadores normales, dicha energía era desperdiciada en forma de calor", añade. "Con eROT la energía podrá ser recuperada, transformada en electricidad y almacenada en el sistema de 48 voltios de nuestros coches". 

¿Y cómo funcionan? Muy sencillo -bueno, no-: tal como ves en la imagen superior, los nuevos amortiguadores electromecánicos eROT se encargan de transmitir la energía cinética propia del movimiento del coche a un alternador cuya misión es convertirla en electricidad, que posteriormente es depositada en la batería. Dicha batería, a su vez, suministra la energía necesaria para alimentar el sistema de 48 voltios que ya integran vehículos como el Bentley Bentayga -sí, por si no lo sabías Bentley pertenece al Grupo Volkswagen- y el Audi SQ7, donde la electricidad es empleada para proporcionar energía a un compresor que puede generar una entrega extra de potencia durante 10 segundos y también para permitir el funcionamiento de su control de balanceo electromecánico -eAWS-. 

Según defiende Audi, el nuevo sistema es capaz de generar una media de entre 100 y 150 vatios, pero la cifra no es demasiado fiable al no haber hecho pública la distancia recorrida para ello. Desde luego eROT puede suponer todo un avance en la tecnología relativa al desarrollo del vehículo del futuro que, nos guste o no, terminará pasando por la hibridación... o la electrificación completa. Pero no tiene por qué ser malo: ¿te suena el modo Ludicrous de Tesla? 

Lecturas recomendadas