Pasar al contenido principal

Prueba Audi S7 2019: ¡la reivindicación del diésel!

Audi cierra bocas con una versión deportiva y diésel. ¿Convincente?

sedan coupe deportivo altas prestaciones

Probablemente la prueba del Audi S7 2019 te va a sorprender. ¿Esperas que ponga a caldo al diésel? Sería lo más fácil, pero ojo, porque estamos ante uno de los coches nuevos de 2019 más interesantes. ¿Todavía no entiendes esta decisión? ¿Crees que han perdido la cabeza? Otra cosa no, pero te aseguro que en Ingolstadt no dan puntada sin hilo: así es el Audi A7 más prestacional que podrás comprar hoy.

Con esta medida consiguen tres cosas positivas. Por un lado, incrementan la distancia a nivel de gama entre los Audi S y los RS: hasta ahora, la diferencia entre un Audi S7 Sportback y un RS7 era demasiado estrecha: los dos con V8, los dos con un planteamiento dinámico similar, la estética era el elemento discordante. Con esta medida, la gama se separa: quien busque un planteamiento más radical y el músculo de un buen V8, tendrán que pasar por caja, sí o sí.

 

 

Dos: consiguen mejorar la imagen del diésel y asociarlo a dos coches con un acabado deportivo que resulta tremendamente atractivo. El diésel no está muerto: a día de hoy, con las soluciones tecnológicas que tenemos sobre la mesa, consiguen ser tremendamente eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Audi quiere demostrarlo con modelos mediáticamente potentes.

 

Prueba del Audi S7 Sportback 2019: marcando la diferencia

Y tercero: tras la prueba del Audi S7 Sportback 2019 tengo claro que los que van a ganar son los usuarios. Quien se compra un Audi S no busca un comportamiento radical para entrar en circuito, busca un coche potente, de altas prestaciones, con una imagen distintiva y un mix muy equilibrado entre confort absoluto y buen comportamiento dinámico en curva.

Con el nuevo Audi S7 y el nuevo Audi S6, Audi ofrece además de todo esto, una autonomía de más de 1.000 km y un gasto por kilómetro notablemente inferior. Pone la gama Audi S al alcance de un mayor número de clientes potenciales y todo ello sin mermar ni un ápice la esencia del coche, la esencia de sus antepasados.

 

sedan coupe deportivo altas prestaciones

 

La prueba del Audi S7 arranca en los alrededores de Frankfurt. El día está gris, pero poco a poco el sol termina ganando la batalla a las nubes. Mi unidad de prueba, pintada en color blanco y con el kit estético negro (que incluye parrilla, difusor trasero y escapes falsos), consigue captar la atención. Las llantas de 21 pulgadas son impresionantes, mientras que la caída de la zaga, con el conjunto, funciona alas mil maravillas.

Los cambios estéticos son mínimos, pero no necesita mucho más para girar cabezas a su paso. En los Audi S la discreción siempre ha sido un grado, aunque el nuevo Audi A7, a nivel estético, es imponente. Sin duda, lo peor del exterior son las falsas salidas de escape. Vale que sean falsas, pero por favor, el plástico de su construcción no está a la altura. Cualquiera se podrá burlar de ti por este detalle incomprensible.

 

Prueba del Audi S7 2019: calidad e imagen a partes iguales

Doy un salto al interior y aquí se repite la fórmula: pocos cambios. Los asientos deportivos, tapizados en cuero y con costuras a rombos, es probablemente la mejor noticia. Los acabados son fantásticos y la sensación general de calidad, altísima. Sigo pensando que sobra alguna pantalla, especialmente la inferior que se encarga del sistema de climatización, pero salvo por esa cuestión de gusto personal, poco se puede añadir.

 

sedan coupe deportivo altas prestaciones

 

Al volante la visibilidad es buena y el espacio para las plazas traseras, más que suficiente: los más altos deberán optar por el Audi S6, con un mayor espacio para la cabeza. El maletero de 535 litros no es sobresaliente, pero sí un precio justo a pagar por el extra de estilo.

Arranco y el motor diésel cobra vida. El interior está perfectamente insonorizado, pero sí debo decir que el sonido no es tan espectacular como en el Audi SQ5, que parece un auténtico musclecar. Sin embargo, está conseguido y consigue cierto matiz deportivo que hace que no chirríe lo más mínimo.

Meto primera y salgo. Mi unidad de pruebas no equipa la suspensión neumática, por lo que el tarado siempre tiene un puntito extra de dureza respecto a la gama del A7. Sin embargo, esto es un GT de lujo, por lo que está lejos de ser incómodo. Me gusta mucho el puesto de conducción, más pegado al suelo y con una postura muy natural y agradable.

 

sedan coupe deportivo altas prestaciones

 

Los kilómetros pasan por la autobahn y tengo claro que estoy ante un auténtico mandamás en este contexto. La limitación de 120 km/h de los alrededores del aeropuerto desaparecen y hundo el pedal derecho. El motor responde con mal genio y la pegada al asiento es inmediata. Nadie en su sano juicio puede afirmar que este coche corre poco: ¡acelera de cero a cien en cinco segundos!

 

Prueba del Audi S7 2019: un motor diésel con mucha rabia

Y es que bajo el capó encontramos un motor V6 sobrealimentado mediante un turbocompresor apoyado por un motor eléctrico de 7kW de potencia que lo ejecuta a muy bajo régimen de vueltas. ¿En qué se traduce esto? Pues que la respuesta del turbo es prácticamente inmediata desde el ralentí, con la mejora de la entrega de potencia y, especialmente, del par disponible.

Es por esto que el Audi S7 de esta prueba consigue una salida fulgurante. El sistema EPC, como lo han bautizado, se alimenta gracias a un sistema microhíbrido de 48 voltios y asociado a un conjunto de baterías de iones de litio con 0,48 kWh de capacidad. El motor eléctrico no empuja directamente las ruedas: su cometido es apoyar al turbo, permitir que el coche pueda rodar hasta 40 segundos completamente apagado y, en conjunto, ahorrar una media de 0,4 litros de combustible cada 100 km.

 

sedan coupe deportivo altas prestaciones

 

Y es que la eficiencia es clave en el Audi S7 Sportback. Homologa un consumo medio de 6,2 litros, aunque ya te aseguro que en la prueba las cifras han rondado más bien los 8-9 litros, aunque debo reconocer que no practiqué mi conducción más eficiente. En una conducción alegre subirá hasta los 12-13 litros con facilidad, una cifra que no está mal teniendo en cuenta su peso y potencial: ¡infinitamente más baja que con el V8!

Gracias a los 63 litros del depósito, el Audi S7 de esta prueba consigue una autonomía de más de 800 km, algo que también valora y mucho el potencial comprador de este tipo de vehículos. Rápido, cómodo pero con el toque justo de firmeza para conseguir un buen comportamiento en curva, eficiente y con una gran autonomía.

Audi ha conseguido crear un coche que resulta más interesante para quien busca un coche de este tipo. Gente que quiere el extra de imagen de un Audi S pero que busca también otros elementos, como un consumo más ajustado, una mejor autonomía o un confort de primer nivel. Hay dos cosas que no me han gustado: los escapes falsos de plástico y un precio que a buen seguro será demasiado alto. Rondará los 100.000 euros y no será fácil justificarlos respecto a los 286 CV de la versión A7 50 TDI.

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además