Pasar al contenido principal

Prueba: Hyundai i30 2017 5p TGDI 1.4 140 CV

No es deportivo... ni lo pretende. Pero te engatusará.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Estamos aquí para hablarte de una marca que ha mejorado mucho con el paso del tiempo… y el producto más reciente que ha pasado por nuestra sección de pruebas de coches sigue demostrando esa máxima: podemos afirmarlo tranquilamente tras realizar la prueba del Hyundai i30 2017 5p TGDI 1.4 140 CV. La tercera generación de este modelo no nos ha decepcionado en absoluto.

Siendo quienes somos, hemos elegido el motor más potente de la gama para nuestro primer contacto a fondo (no esperabas otra cosa, supongo). El Hyundai i30 estrena un cuatro cilindros de gasolina que ha reducido su cubicaje a 1,4 litros y que ofrece 140 CV. ¿Es un disparo? Estoooo… no, la verdad, a pesar de su turbo. Pero sí resulta un prodigio de suavidad y de buenas maneras, como todo lo que rodea este coche.1

 

 

Verás, al principio también me sorprendió no notar la ‘patada’ (aunque fuera una pequeñita) del mencionado turbocompresor. Los modales del propulsor están tan pulidos que la fuerza se distribuye por igual a lo largo de todo el rango de revoluciones: contarás con fuerza en la totalidad del recorrido del cuentavueltas sin que las cosas se salgan de madre.

Esto significa que no vas a ser el rey de los semáforos, ya que habrás de esperar a ver la aguja más allá de las 2.500 rpm para apreciar algo más de alegría. A cambio, en las autopistas rodarás con una comodidad alucinante, no notarás que se queda corto, mientras que en las carreteras de montaña también disfrutarás de una actuación digna.

Prueba del Hyundai i30 2017 5p TGDI 1.4 140 CV: por un poquito más…

Hyundai i30 2017: todo lo que debes saber del modelo coreano.

¿Qué le faltaría para ser brillante? Un poco más de pimienta en la mecánica y un chasis que acompañase. No me entiendas mal: su agilidad es más que suficiente para salvar los papeles, sin llegar al nivel de un Ford Focus o un Seat León. Intenta acercarse a ellos… y lo conseguiría de contar con unas suspensiones más firmes. Las que hemos probado en este Hyundai i30 de 140 CV están bien afinadas, pero lo que prima es el confort. Aun así, su comportamiento es notable, ya que se muestra estable y aplomado y digiere los cambios de apoyo sin rechistar. Ojalá la dirección transmitiera un poco más de información; sería el complemento perfecto para su rapidez y redondearía el conjunto en las trazadas.

 

 

Hyundai asegura que el i30 ha realizado 150.000 km de pruebas en Nürburgring (¿dónde si no?), poniéndose en forma antes de llegar a los concesionarios. Y se nota en el buen tono general del coche, impecable en todo momento… aunque sin emocionar, como te comentaba. Otro ejemplo de esto es el cambio, preciso, sin más (ni menos, ojo). No te verás obligado a utilizarlo mucho, pues el motor es elástico y posee un margen de uso amplio.

En opción, existe una transmisión automática de siete velocidades que, en teoría, sólo aumenta el consumo de combustible oficial en una décima: de 5,4 a 5,5 l/100 km. Te adelanto desde ya que tendrás que ser muy, pero que muy fino y cuidadoso con el pedal derecho si quieres ver estas cifras en el ordenador de viaje. En cuanto te descuides, serán más altas.

Prueba del Hyundai i30 2017 5p TGDI 1.4 140 CV: para aislarte del mundo

Durante la prueba del Hyundai i30 de 140 CV hemos notado, además de la delicadeza y la agradable actuación de su propulsor, un silencio casi absoluto. El habitáculo está tan bien insonorizado que el sonido de la mecánica apenas llega a los ocupantes: ya querrían muchas marcas premium contar con este nivel de aislamiento. Y la lista de virtudes que encontramos en el interior del i30 sigue con una buena visibilidad de la carretera y una ergonomía sobresaliente.

 

 

Te sentirás cómodo a sus mandos enseguida, ya que todo está donde debe estar: justo al alcance de la mano. Unos asientos confortables te recogen para pasar allí las horas que sean necesarias; en opción, pueden ser calefactados y ventilados. Yo marcaría esa casilla.

También te puede interesar: Imagina un Hyundai i30 N Tourer: para familias con prisa.

Hablando del equipamiento, lleva de serie elementos como la cámara para el aparcamiento trasero, el cambio automático de luces cortas a largas o el navegador. Sí, el navegador es de serie. Y también múltiples sistemas de seguridad y ayuda a la conducción, como el detector de fatiga y el de vehículos en el ángulo muerto, el control de crucero, el aviso de cambio involuntario de carril… Ah, una pantalla táctil te ayuda a manejar todos los dispositivos habidos y por haber con un funcionamiento sencillo e intuitivo. No interfiere ni se hace protagonista en un habitáculo moderno y bien rematado.

Las mismas características pueden aplicarse a su exterior. El Hyundai i30 ha sido hecho en Europa al gusto de los compradores del Viejo Continente, que cuentan con un compacto de 4,34 m de longitud desde 20.500 euros. Su imagen es sólida y redonda, tiene empaque, gusta. Su maletero, de 395 l, no está entre los mejores del segmento, pero tampoco entre los peores. Su actuación no saciará tus ansias de dinamismo: no lo pretende (y es justo decir que no te defraudará). Así que, una vez más, los coreanos ponen el listón bastante alto. Y no es ninguna sorpresa…

Lecturas recomendadas