Pasar al contenido principal

Prueba Jeep Cherokee 2018: un todoterreno nada 'limitado'

Lo sorprendente sería que un Jeep le tuviera alergia al campo. Y no, no es el caso del nuevo Cherokee.

Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz
Nuevo Jeep Cherokee 2018

Cuando mi tío Carlos Sainz (sí, sí, pero no el que estás pensando) me preguntó si quería conducir su flamante Jeep Cherokee de 1984 por una finca cerrada, yo, a mis diez años, ya estaba regulando el asiento de piel color hueso en la colección de botones que aquel 4.0 Limited tenía en la puerta del conductor... por si se arrepentía de semejante oferta. Teníamos todo el espacio del mundo en aquella zona, pero era mi primer coche automático y ese coche era el acabose en una España en la que todavía no se habían puesto de moda los todoterrenos ni los "SUV" ("¿mande?") más que en las áreas rurales donde de verdad hacían falta coches con ruedas grandes y tracción 4x4. Por eso, entenderás que cada vez que me subo a un coche con este nombre sienta algo especial, y eso mismito me ha pasado en esta prueba del Jeep Cherokee 2018, un todoterreno nada 'limitado' pese a lo que entonces más me chocaba: precisamente, aquello de 'Limited'.

El Cherokee de esa generación resultaba un 'bicho' mucho más bonito y refinado que los populares Nissan Patrol, los Toyota Land Cruiser, los primeros Mitsubushi Pajero (que enseguida pasó a llamarse Montero por razones que omito por si lees esto en horario infantil)... por no hablar de los irreductibles Land Rover Santana o del modesto Lada Niva. Y lo que más raro me resultaba era que lo pudieras meter por un montón de sitios, pero que tuvieras que tener tanto cuidado con la tapicería, así que no sabía si me gustaba o no esa dualidad... que ahora, tantos años después, comprendo muchísimo mejor al ponerme al volante del nuevo Cherokee.  

Con otros ojos

El Cherokee que me espera en la isla italiana de Sicilia es el restyling de 2018, pero eso no quita para que también lo pueda reconocer al primer vistazo, porque la última generación de 2014 está teniendo su público y sus formas se han consolidado ya en estos cuatro años. Por ello, no sorprende que la marca apueste por una filosofía continuista... a pesar de que sus ojos (faros) cambien.

La parrilla delantera también pretende ser ya un sello más de este modelo, aunque se han rediseñado el capó, los parachoques delanteros y traseros, el portón (más ligero y disponible con función manos libres, que se activa moviendo la pierna debajo del parachoques para abrirlo, que da acceso a un maletero de 70 litros más, hasta los 570) y las ópticas principales (con tecnología Full-LED) y antiniebla. Ahora hay de serie 5 modelos nuevos de llantas, incluido uno aluminio pulido de 19” pulgadas para el acabado Overland.

Jeep Cherokee

Así era el Cherokee anterior.

Y en cuanto a los colores, hay 10 distintos: Blanco Brillante, Negro Diamond, Rojo Velvet, Gris Plata, Gris Granito, Light Brownstone, Rojo Firecracker, Azul Hydro (los dos últimos exclusivos del Cherokee Trailhawk), así como dos tonos totalmente nuevos: Verde Olive y Blanco Pearl.

Así eran las primeras generaciones del Cherokee

Uno se quiere evadir un poco de la historia de este modelo y sin embargo, en la presentación internacional al sur de Italia, la marca había reunido un ejemplar de cada miembro de la saga. 

Jeep Cherokee clásicos
Jeep Cherokee clásicos
Jeep Cherokee clásicos

Y es aquí donde se pueden apreciar rasgos comunes en todos ellos, además de recrearse con semejante muestra -tan difícil de ver en Europa y, sobre todo, en España-. 

Mucho estilo (también) por dentro

A diferencia del Cherokee antiguo que hubo en la familia, ahora hay muchísimos más controles, la electrónica se ha abierto paso para quedarse y todo es infinitamente más ergonómico, bonito, práctico... y seguro, dentro de ese estilo y esa elegancia que son tan importantes en este modelo como las capacidades camperas (que te cuento más abajo). 

¿Merece la pena un Cherokee de segunda mano?

En la consola central ahora crece el número de huecos portaobjetos con una toma USB para tener a mano el smartphone y que la interconectividad y el infotainment sean una prolongación de tu propio teléfono.

Además, dispones de una pantalla LED (TFT) de 3,5” en escala de grises o una pantalla de 7” (a color, con navegador e información sobre velocidad, ahorro de combustible en tiempo real, avisos de seguridad...).

Prueba Jeep Cherokee 2018 interior

De menos a más

Arranco mediante el botón de la derecha y se despierta esta unidad de pruebas, que corresponde a la versión 4x4 de Cherokee con acabado Limited y está equipada con el motor diésel 2.2 195 CV. Ya hasta resulta raro escuchar un motor diésel y máxime, que suene tanto como este. Aquí le falla un poco el refinamiento, la verdad, aunque hay que reconocer que el bloque, aunque a su ritmo y sin estridencias, va envalentonándose poco a poco. 

Dinámicamente, sin tocar nada, el chasis se tiene bien, pero no brilla demasiado ni en aceleración, ni en frenada ni en comportamiento en curva, frente a sus rivales. Sin embargo, tan pronto como llegan grandes pendientes, asfalto regularcillo y un entorno verdaderamente campestre, el nuevo Cherokee, como les sucedía a sus antecesores, empieza a sacar músculo y a brillar. 

La caja de cambios, automática y de 9 marchas, también se porta. Y ya que el motor es algo ruidoso cuando te pones exigente, está bien que tenga tantas relaciones para bajar, a velocidad de crucero, revoluciones, rumorosidad y consumos.

Lo que no me gusta es que al gestionarla con las levas, el conjunto reacciones de una manera tan perezosa.

Galería prueba Jeep Cherokee 2018

Además, al detenerte en segunda, el coche no engrana automáticamente la primera, ni siquiera cuando pisas el acelerador. Y todo esto retarda lo suyo cualquier conato loco de reacción medianamente dinámica. 

Nuevo Jeep Cherokee 2018

El punto fuerte: sus cualidades camperas

A medida que la cosa se complica, la tracción 4x4 aporta ese plus de tranquilidad que todo coche que se defina como todoterreno polivalente debería demostrar sobre firme seco, mojado, asfalto, adoquines, arena y nieve. Y ahora sí que llega lo mejor: la rueda del sistema Selec-Terrain, -complementada por dos botones en su interior, para reductora y control de descenso, permite pasar fácilmente del modo Auto a los Snow (nieve), Sport (deportivo) y Sand/Mud (arena y barro). 

Galería prueba Jeep Cherokee 2018
Galería prueba Jeep Cherokee 2018

Por tanto, ya sin reparos, hay que decir que el El nuevo Jeep Cherokee 2018 capaz también de superar pruebas mucho más duras de tierra, pedregales, tierra blanda, baches y muchos desniveles. 

5 buenas razones para amar al Jeep Grand Cherokee

Sólo le pongo el 'pero' de que su rigidez de chasis (no regulable) y asientos (que recogen bien y son especialmente cómodos tanto en autopistas como en carreteras sinuosas) penaliza un poco el confort en estas condiciones tan alejadas del asfalto, con lo que para no aguantar las protestas de tus acompañantes, es mejor circular un poco por debajo de la velocidad a la que el coche te permitiría ir sin ningún tipo de contratiempo. No se puede tener todo... 

Galería prueba Jeep Cherokee 2018

Por último, es justo decir que no creo que la mayoría de los clientes potenciales de este coche se lo estén planteando para unas verdaderas incursiones fuera del asfalto, pero, como has visto en esta prueba del nuevo Cherokee 2018, si quieres un SUV bonito, refinado y verdaderamente polivalente que saque las uñas como buen Jeep cada vez que sea preciso, está biem que pongas este coche en un lugar preferente de tu lista.  

Precios del Jeep Cherokee 2018


En cuanto a precios, ya sabemos que el nuevo Jeep Cherokee 2018 llega en el mes de septiembre desde los 44.200 euros (acabado Limited). Aterriza con cuatro años de garantía, motor diésel 2.2 MultiJet II de 150 (con el cambio manual de seis velocidades, como 4x2 y 4x4) o 195 CV (cambio automático de nueve velocidades, también con tracción delantera o total). 

Galería prueba Jeep Cherokee 2018
Galería prueba Jeep Cherokee 2018

De aquí a 2019 se esperan 4 acabados: Sport (el más básico, que será algo más barato y no llegará hasta 2019), Longitude, Limited (tradicionalmente, el más vendido), Overland (tope de gama). De nuevo, la versión más espectacular será la Trailhawk (especialmente preparado para la conducción off-road).

   

Lecturas recomendadas