Pasar al contenido principal

Rick hubiera ganado a Negan en media hora con uno de estos

Una locura americana de 3.000 kilos
8 10

Nuestro veredicto

¿Que qué demonios es esto? Bueno, digamos que es lo opuesto a los todoterrenos más baratos que te puedes llevar a casa. Es, ni más ni menos que la prueba del Rezvani Tank, el coche mejor preparado para sobrevivir a un Apocalipsis zombi.

No te pierdas los coches nuevos de 2019

Este heredero del Hummer y, si pretendía conseguir un efecto similar, diría que lo han conseguido de largo.

El Tank tiene tres versiones. Una de 165.000 dólares con la que accedes a una versión con un 3.6 V6 de 285 CV y tracción integral. No está mal, pero si te gastas otros 100.000 dólares adicionales te haces con el Rezvani Tank X, que utiliza el 6.2 V8 Hemi del Hellcat con todos y cada uno de sus 707 CV.

Luego también tienes el Rezvani Tank Military Edition, que utiliza un V8 más ligero, de 500 CV, pero con algún detalle superútil en el día a día como protección pata las balas y las bombas.

Una locura americana de 3.000 kilos

Iniciemos la prueba del Rezvani Tank

Yo tengo en mis manos la llave de un Tank Military Edition. Este nombre tan cañero no echa para atrás a los compradores. De hecho, un 25 por ciento de los que se pasan por la sección de ventas de Rezvnani optan por esta variante que pesa 3,5 toneladas (cada puerta blindada pesa 140 kilos). Para que rehagas una idea, la versión base se queda en unos increíbles 1.800 los.

Los Rezvani Tank se basan en un Jeep Wrangler Unlimited (el cuatro puertas). Eso quiere decir que toma su estructura y arquitectura interior, aunque el fabricante añade su propio habitáculo y carrocería… puertas posteriores de apertura vertical incluidas.

Al volante te sientes como dentro de un coche de esos de juguete de ruedas grandes y proporciones imposibles.  Y te sientes pequeño... como pequeño es el interior, algo que le viene impuesto por utilizar un modelo como el Jeep, que no es especialmente espacioso, y por las puertas, que al estar acorazadas son más gruesas de lo normal.

Tampoco ayuda en esta prueba del Tank Military Edition la visión trasera. Hay un cristal antibalas que separa el habitáculo del maletero y que convierte eso de mirar por el retrovisor en algo muy familiar para los conductores de los hiperdeportivos. Al menos hay una cámara de visión trasera para ver a qué enemigo estás aplastando.

Todo lo contrario: los mejores todoterrenos pequeños

Luego, conducirlo es divertido. Arrancar el motor V8 es todo un espectáculo: echaremos de menos bloques de este cuento estén prohibidos.

Puedes pedir una caja manual o automática, como el que tengo entre manos. No está mal para lo que es y responde con suficiente energía. La marca no ofrece cifras de prestaciones porque dice que no es el objeto de este tipo de coches, pero en la típica recta de Estados Unidos lo pude poner a su velocidad máxima, 75 mph (120 km/h), con bastante rapidez.

Una vez lanzado, te mantiene entretenido porque mantenerlo recto te pide algo de atención, al menos con las ruedas y la suspensión de esta versión, sobreelevada y con muelles offroad.

A velocidades bajas en ciudad eso no supone ningún problema y, para qué nos vamos a engañar, es donde va a pasarse la mayor parte del tiempo el Tank.

Pero una de las cosas que más me ha sorprendido de la prueba del Rezvani Tank es que no va tan mal. Puede tomar curvas a una velocidad mayor de la que podrías esperar y no es más complicado de meter en el vértice que un Mercedes AMG G o algún modelo antiguo de Land Rover del estilo del Defender.

Y luego está la conducción fuera del asfalto. Sácalo al polvo el camino y el equilibrio te sorprenderá. Además, si desconectas la tracción integral y lo dejas solo como propulsión, te lo pasarás en grande, mientras que en modo AWD subirás por donde te propongas.

Una locura americana de 3.000 kilos

Lo que más mola del comportamiento dinámico del Rezvani Tank es que no intenta ser algo que no es. El fabricante coge un 4x4 y se gasta el dinero invertido en potenciar sus habilidades. Algo que, ejem, no consigue un modelo de precio similar, el Lamborghini Urus.

Como conclusión, diría que es una deliciosa locura. Deliciosa y cara, pero con un nivel de personalización en el que el dinero pone el límite. Si quieres el motor del Hellcat, tendrás que gastarte 29.000 dólares más. Y si además ‘necesitas’ que ese V8 tenga 1.000 CV, entonces tendrás que preparar 55.000…

Si te gusta la filosofía de Rezvani pero el Tank se te va de precio (bueno, quizá hasta de continente, pero esa es otra historia), quizá te gustará saber que están desarrollando un SUV más pequeño que se podrá fabricar en la mitad de tiempo y se venderá tres veces mejor que el Tank (hasta el momento de escribir esto han colocado 23).

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además