Un Chevrolet Camaro es más rápido que un Koenigsegg (en Nürburgring)

El monstruo de 659 CV ha conseguido un tiempo de 7:29.6

El Chevrolet Camaro ZL1 2017 ha estado en el Circuito de Nürburgring y lo ha completado en 7:29.6. Acojonante Alucinante. Eso es rebajar en casi cuatro segundos el tiempo del superdeportivo Koenigsegg CCX, como señalan en motor1.com, con sus 152 CV más y sus cientos de kilos menos de peso.

El Camaro ZL1 está impulsado por una mecánica LT4 V8 de 6,2 litros y con turbo. Cuenta con 659 CV y un par de 881 Nm que llegan al eje trasero mediante una caja de cambios manual de seis marchas. Pero, si lo prefieres, hay una nueva transmisión automática de 10 velocidades: ésa es la que se ha empleado en Nürburgring.

Pasa de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos. Chevrolet no ha dado a conocer la velocidad máxima, pero alcanzó los 291 km/h en la bajada a Tiergarten… y sobraban revoluciones para aprovechar en el tacómetro al engranar la décima marcha.

Quien rompe paga: lo que cuesta liarla parda en Nürburgring.

Según la compañía, el Camaro utilizado para la vuelta rápida al Infierno Verde era completamente de serie, exceptuando la jaula de seguridad, el bacquet y el arnés. Posee amortiguadores adaptativos Magnetic Ride, gestor de tracción de altas prestaciones, llantas de aluminio de 20” con neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar 3 y unos enormes frenos Brembo con pinzas de seis pistones en el tren delantero (y cuatro en el trasero). Los alerones delantero y posterior pegan el Chevrolet al asfalto, mientras que las entradas de aire -hasta el famoso logo de la pajarita señala una de ellas- permiten que el motor respire a pleno pulmón.

Sorprendentemente, la sexta generación del Camaro LZ1 se lanzó a por este récord en Nürburgring en 11,67 segundos menos que su antecesor. También es más rápido que los Porsche 911 GT2, Turbo S y GT3 RS 997. Y que el Pagani Zonda F. Lo que es más importante: el Chevrolet es  2,59 segundos más veloz que su principal rival, el Shelby GT350R.

Para los propietarios de este coche deportivo es más relevante saber lo estable que parece el ZL1 al límite. El tipo en la línea de fuego para el récord en el Infierno Verde, el ingeniero de Chasis Drew Cattell, comentó: “Hay varias vueltas dramáticas a Nordschleife, con mucho sobreviraje y juego de la dirección. Pero no ocurre lo mismo con el ZL1, que es extremadamente equilibrado, casi tranquilo. Con su amortiguación y las cualidades del chasis, este modelo está pensado para ceñirse al milímetro en cada curva mientras alcanza una gran velocidad”, explica. Perfecto para unas tandas en circuito, entonces. 

 

Ver galería

Tags

  • Coches deportivos
  • Nürburgring