Esta es la historia del Toyota 2000GT más famoso del mundo

Amantes de los coches japoneses, os vais a enamorar.

Probablemente, si te gustan los coches japoneses, ya conozcas la historia de este Toyota 2000GT. Se trata del chasis 10130, con el motor 10181, y fue presentado en el Tokyo Motor Show en 1967. Sí, este ejemplar, pintado en un llamativo color dorado intenso, causó sensación en la época gracias a sus espectaculares curvas…¡y a las curvas de quien lo acompañaba! La supermodelo Twiggy estaba junto al coche durante la presentación y seguiría unida a este modelo por muchos años.

¡Ponte el babero! Así luce un Lamborghini 350GT restaurado por Polo Storico

La marca decidió regalarle el coche a la modelo británica, en parte por la gratitud hacia ella por su trabajo bien hecho en la presentación, bien por ser una gran herramienta de marketing. Sea como sea, en febrero de 1968 Toyota le hacía entrega del deportivo, aunque al tener solamente 18 años y no tener ni carné de conducir, tuvo que ser puesto a nombre de su novio y manager, Justin de Villeneuve.

En ese momento, el coche participó en un proyecto televisivo, con la joven estrella como protagonista: ‘The Ugliest Girl in Town’. Desgraciadamente para los puristas, el coche se modificó con una pintura psicodélica y al final para poco, ya que la serie se canceló al poco de empezar por su fracaso comercial. Una vez terminada su participación, el Toyota 2000GT se envió a EEUU y se pintó de color rojo: poco después, en 1981, Toyota USA lo compró y lo restauró.

 

 

Curiosamente, el color oro original no se descubrió hasta décadas más tarde, tras el incendio del motor, cuando se decidió restaurar de nuevo por Shin Yoshikawa del Studio Time Capsule. Durante la restauración, se dieron cuenta que el color era de la paleta de colores de Ferrari, e investigando un poco, se dio cuenta que tenía rastros de color dorado en las puertas. Ató cabos y ¡sorpresa!

Investigando un poco se dieron cuenta: ante ellos tenían al coche original que se presentó en el Salón de Tokyo y uno de los dos pintados en ese color. El coche pasó a ser un icono, más teniendo en cuenta que había sido propiedad de Leslie Lawson, más conocida como Twiggy.

Hoy, este Toyota 2000GT luce sensacional, tras una nueva restauración completa, en la que ha recuperado su color original tras siete capas de pintura y tres capas de laca. Una joya que vuelve a ser como nunca debió dejar de ser. ¡Espectacular!

Tags

  • Toyota 2000GT
  • Toyota