¡Saca el babero! Presentado un Lamborghini 350 GT restaurado por Polo Storico

Uno de los primeros Lamborghini fabricados vuelve a robarnos el corazón.

Ver galería

El Lamborghini 350 GT es el primer Lamborghini de la historia y ese privilegio le hace ser un coche realmente especial, aunque curiosamente también es bastante desconocido para la mayoría, que piensa que Lamborghini empezó con el Miura. Se trata de una berlinetta nacida en 1964 para competir con los Ferrari GT más importantes de la época, especialmente el Ferrari 250 GT y su sucesor, el Ferrari 275.

Te interesa: estos son los clásicos más deseados

Sin duda es uno de los coches más bonitos de Lamborghini, con una línea elegante y proporcionada. Uno de los primeros ejemplares en fabricarse, concretamente el número 15 con chasis #0121, acaba de ser revitalizado como pocas veces habíamos visto. 1.150 horas de trabajo en el exterior e interior y 750 horas de trabajo en el motor han dado como resultado un Lamborghini 350 GT restaurado con el que te prometo que vas a babear.

 

 

El responsable de este proyecto ha sido Lamborghini Polo Storico, la división de restauración de clásicos de la firma de Sant’Agata. En el exterior se pueden apreciar detalles únicos solamente presentes en los primeros ejemplares del 350 GT, mientras que bajo el capó el V12 de 3,5 litros se ha visto sometido a una profunda restauración, incluyendo la refrigeración o el sistema de inyección de combustible: gracias a ello, ahora, 50 años después de su lanzamiento, sigue produciendo los 400 CV originales.

El interior de este Lamborghini clásico no puede ser más delicioso y sinceramente, no parece un coche con más de medio siglo a sus espaldas. El cuero y demás materiales se han sustituido siguiendo el patrón original y con los mismos elementos. El volante de madera o los pedales también se han tratado para que luzcan como nuevos.

 

Ver galería

 

El resultado convence, tal como puedes ver en el vídeo sobre estas líneas o especialmente en la extensa galería de fotos. Tras su restauración, y para mostrar sus capacidades, un piloto de la marca se puso a sus mandos en el Autódromo de Modena, recorriendo más de 80 kilómetros y volviendo a relucir todo su potencial dinámico y prestacional. Una joya que jamás pasará de moda y cuyo reciente lavado de cara no hace sino incrementar todavía más su ‘sex-appeal’. ¡Una pasada!

 

Tags

  • Lamborghini
  • Clásicos