Así es el nuevo Renault Mégane Sedán 2016 que no verás en España

Tiene culo, tiene estilo... No tiene hueco en España

Ver galería

El Renault Mégane Sedán 2016 es la última creación de la marca. Parece que últimamente los franceses se han puesto las pilas, aunque sea en cuanto a diseño: solo tienes que echar un vistazo al Espace, el Talisman, el propio Mégane de cinco puertas y hasta el nuevo Renault Mégane Sport Tourer 2016. Sí: un familiar de lo más chulo.

Además, en Renault prometen mucho espacio dentro del Mégane Sedán, especialmente en las plazas traseras, aunque sin duda te va a llamar la atención el volumen del maletero: 503 litros. Si tiene unas formas regulares, promete ser el hueco ideal para utilizar como auténtico trastero.

El Renault Clio RS16 es el Renault más rápido. Lo probamos

Una de las ventajas de este modelo es que utiliza la plataforma CMF C/D del Mégane. Es decir, que a priori no va a dar demasiadas alegrías conduciendo por un puerto de montaña como sí lo hace el Renault Mégane GT 205, pero sí que podrá cuidar a sus ocupantes en trayectos en el día a día y en viajes por autopista.

El Renault Mégane Sedán 2016 estará disponible en nueve colores de carrocería y ofrecerá desde techo panorámico de cristal hasta faros full LED automáticos, pilotos LED con efecto 3D o un interior con pantalla de 7 u 8,7 pulgadas y sistema de sonido Arkamys 3D de ocho altavoces (con R-Link 2), guantera de 7 litros de capacidad, compartimentos en las puertas para botellas de hasta 1,5 litros y tapicería de cuero o terciopelo -según el acabado-, entre otras cosas. Un equipamiento igual de completo que el del Renault Mégane 2016.

Ver galería

La oferta de motores, según el mercado, contará con bloques gasolina y diésel de entre 90 y 130 CV y con cajas de cambio tanto manuales como automáticas: SCe 115 (5v), SCe 115 (X-Tronic), TCe 130 (EDC), TCe 130 (6v), dCi 90 (6v), dCi 110 (6v), dCi 110 (EDC) y dCi 130 (6v).

En Renault juegan la carta del diseño con el Mégane Sedán. Al frontal inconfundible de la marca se le une una línea bastante fluida y una trasera en la que se integra bastante bien el enorme maletero y los pilotos. Muy atractivo y sin duda un acierto frente al más que aburrido e impersonal Fluence.

Y además, un golpe bajo: señores de Renault: nos colocáis modelos como el Fluence o los anteriores Mégane Sedán... ¿y no nos vais a traer este?

Y es que el nuevo Mégane Sedán, que es una berlina típica de tres volúmenes del segmento C, va a ponérselo difícil a los compradores de este tipo de coches, al menos en países como España, a donde no va a llegar. En Europa lo van a poder conducir en países como Hungría, Polonia o Italia, a pesar de que en el resto de Europa las carrocerías sedán de las generaciones anteriores no han tenido una buena aceptación. Pues vaya...


 

Tags

  • Renault
  • Garaje