Un Glikenhaus SCG003 destroza el récord de Nürburgring. Lo hace en 6:33. Qué bestia

Parece que las imágenes están a cámara rápida. Pero no.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Glikenhaus SCG003, récord en Nürburgring, tiempo salvaje. Oh, espera, que nos emocionamos. Empecemos por el principio.

Ya deberías estar familiarizado con James Glikenhaus y su ambición de “crear el primer coche de carreras que de verdad es para la carretera”. De hecho, los resultados de su determinación son admirables. Tienes la prueba sobre estas líneas: parece que estamos ante el primer botón del mundo para pasar a velocidad del hiperespacio. O, traducido, una vuelta al Infierno Verde en 06:33.20.

Hay una serie de cosas que encienden el debate sobre este récord del Glikenhaus SCG003 en Nürburgring, como el hecho de que llevase neumáticos de carreras, lo que inmediatamente invalida esta marca entre los vehículos de producción. La segunda es que se ha conseguido durante las 24 horas de Nürburgring, que combina el trazado de Nordschleife (casi 21 km) con el que se empleaba en el Gran Premio de F1, así que el crono se ha “extrapolado” del tiempo total de la vuelta.

Pero antes de que lo desestimes, te diremos que iba ‘calzado’ con slicks porque es un coche de competición y que, además, estaba realizando la calificación para la prueba de resistencia. Además, llevaba lastre y su potencia se había rebajado, algo que se debe a lo que llaman ‘equilibrio de prestaciones’. ¿Por qué? Porque en este evento participan vehículos muy dispares dentro de un mismo grupo, de ahí que sea necesario igualar de alguna forma su rendimiento. El Glikenhaus SCG003 contaba con 506 CV (irrisorios, si los comparamos con los 811 originales) y pesaba 100 kg más de lo normal, hasta llegar a los 1.400.

Los 9 mejores regalos para los locos de Nürburgring.

Estos datos son importantes, ya que, en el pasado, el bueno de James ha dicho: “sin restricciones a la potencia ni lastre, incluso con neumáticos de calle esperamos completar una vuelta a Nürburgring en 06:30”. Considerando lo que ha conseguido ahora, podría ser muy posible, avergonzando al Huracán Performante o incluso al McLaren P1 LM en el proceso.

Recuerda que Glikenhaus anunció que el SCG003S sería el coche a la venta más rápido en las curvas, capaz de generar fuerzas de 2g. Mira el indicador de dichas fuerzas en el vídeo: está en esa marca varias veces y pasa mucho tiempo en 1,8 y 1,9. Hablamos de un vehículo que (con ruedas de competición, admitámoslo) provoca que peses dos veces más cuando te empuja hacia los lados que cuando estás vertical. Un automóvil que es así de ágil en los giros va a ser ágil en un circuito, es así de sencillo.

7 récords históricos de los tracción delantera en Nürburgring: ¡en vídeo!

Si te gustan las carreras, habrás notado las trazadas limpísimas de Jeff Westphal, el piloto. Y es imposible no recrearse en la velocidad del Glikenhaus SCG003 en Nürburgring; parece comprimir la distancia como un acordeón y cambia de dirección de una forma que heriría el ego de un caza de combate.

En algún momento, será físicamente imposible ir más deprisa en este circuito. Por suerte, aún estamos lejos de ese día. Pero, como cuando vimos ‘El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey’, nos preguntamos: ¿cuándo acabará esto?

Lecturas recomendadas