¿Dónde está el truco para que Porsche se lleve 16.000 euros 'limpios' por coche?

Qué bien viven los que viven bien...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

¿Te gustan los modelos de la firma de Stuttgart? A ellos les encanta que te encanten: Porsche obtiene un beneficio de 16.000 euros por cada coche que vende... y la explicación en realidad es más sencilla de lo que parece. Sigue leyendo para descubrirla. 

Aunque pueda parecerte imposible que una marca dedicada a la fabricación de modelos de alta gama pueda crecer a un ritmo imparable durante varios años, lo cierto es que Porsche ha cerrado 2016 con unos beneficios de 3,9 billones de euros, que suponen un incremento del 14% con respecto al ejercicio anterior. Con un saldo total de 238.000 vehículos producidos, la marca obtiene un beneficio neto por unidad que supera el presupuesto con el que elaboramos el listado de los coches nuevos por menos de 15.000 euros que puedes comprar para estar a la última. Pero... ¿cómo lo hacen? 

Mientras que Mercedes y BMW -las otras dos marcas de vehículos de gama alta afincadas en Alemania- no logran ampliar sus márgenes por encima de los 4.600 euros por automóvil, Porsche obtiene un beneficio de 16.000 euros por cada coche que vende. Con una gama compuesta por siete modelos y un total de 59 variantes distintas cuyos precios oscilan entre los 59.325 euros del 718 Cayman y los 250.506 del 911 Turbo S Cabriolet, la firma que acaba de presentar novedades tan interesantes como el Panamera Sport Turismo o el 911 GT3 2017 puede presumir con orgullo de ser la que mayor partido saca a cada coche vendido. 

Rizando el rizo: este Porsche 911 R se vende doblando el precio que costó nuevo

Las razones del éxito son tan sencillas como lógicas: Porsche no fabrica vehículos buscando ofrecer el mejor precio... y gracias a ello consigue dirigir su producto hacia un público más exigente que paga sin remilgos cada céntimo que cuestan sus coches. Si a ello le sumamos el hecho de que cada deportivo, berlina o SUV que sale de las cadenas de montaje de la firma acostumbra a llevar una rica dotación de equipamiento opcional, el hecho de que Porsche obtenga un beneficio de 16.000 euros por cada coche que vende es totalmente comprensible. Para que te hagas una idea, añadir a un 718 Cayman S el cambio automático de doble embrague PDK tiene un coste de 3.100 euros, mientras que para llevar frenos carbocerámicos en las ruedas tendrías que preparar otros 8.041 euros extra. 

¿Qué opinas? Con lo que la marca es capaz de sacar a cada coche podrías hacerte con uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros. Y eso duele. Mucho.

Lecturas recomendadas