¿Para qué sirve un diferencial de deslizamiento limitado?

Su objetivo es muy simple. Su funcionamiento, no.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
¿Para qué sirve un diferencial de deslizamiento limitado?

Estimados lectores y lectoras, preparaos: comienza una nueva clase de la escuela Top Gear para petrolheads -¿has hecho ya nuestro test para saber si lo eres?-. Hoy vamos a dedicarle un artículo al diferencial de deslizamiento limitado. Para que sepas qué ocurre en tus ejes cuando ya dominas la técnica del doble embrague, la frenada con el pie izquierdo y entiendes la diferencia entre subviraje y sobreviraje. ¿Creías que no te pondríamos deberes para el verano?

Así se ve una quemada de rueda a través de una cámara térmica

¿Sabes cuál es la función fundamental de un diferencial? Aunque en realidad ya deberías conocerla, te la cuento: cuando un vehículo circula por una curva, el radio de giro de las ruedas colocadas en el mismo eje es distinto. Mientras que la rueda más cercana al vértice recorre una distancia muy corta la más alejada del mismo tiene que completar unos cuantos metros más antes de terminar el giro. ¿Imaginas qué ocurriría si ambas girasen de modo completamente solidario? Oh, sí: las calles de tu ciudad serían un auténtico festival del drift... y el sueño de chapistas y propietarios de desguaces a partes iguales. Seguro que ahora entiendes el concepto del invento: permitir el giro desigual de las dos mitades del tren de rodaje para que éste sea mínimamente gobernable

VÍDEO: ¡flipa con esta batalla de drift entre dos brutales Mustang!

Aunque lo normal es que ahora mismo estés aplaudiendo que a alguien se le pudiera ocurrir tal maravilla de la mecánica, debes saber que su funcionamiento no siempre es óptimo. ¿Qué ocurre cuando el vehículo circula sobre una superficie con poca adherencia? Que este artefacto enviaría siempre la mayor potencia disponible a la rueda que transita por la zona menos practicable ‘condenando’ a la que sí tiene tracción a girar a un ritmo desesperantemente lento que probablemente impediría el avance del coche. Y no, el principio de este ‘fallo’ no es el exterminio de la especie humana... sino el hecho de que un diferencial normal y abierto basa su acción en la resistencia al giro que encuentra en ambas ruedas. Menudo problema, ¿eh? Dale la bienvenida al diferencial de deslizamiento limitado. 

Como su propio nombre indica, el objetivo del diferencial de deslizamiento limitado es el de acotar la diferencia de giro que puede haber entre las ruedas colocadas en los extremos de un mismo eje, permitiendo que la tracción en superficies de baja adherencia sea mayor gracias a una distribución más ecuánime de la fuerza enviada a las mismas. De este modo, pese a que, por ejemplo, hayas metido hasta los tornillos una rueda en un banco de nieve -ya te vale-, mientras la otra tenga tracción suficiente podrá ‘tirar’ del conjunto y facilitar que salgas del atolladero sin mayores daños que los infligidos a tu propio orgullo. Animal, que eres muy animal. 

¿Quieres saber más sobre cómo funciona un diferencial de deslizamiento limitado? Échale un ojo a este vídeo del canal de YouTube Learn Engineering: aunque está en inglés, podrás entender de un modo mucho más gráfico su modo de proceder. De nada, amigos y amigas. Con esta explicación podréis dejar calladito a vuestro cuñado -aquí los mejores consejos que te daría para comprar coche nuevo- en cualquier reunión familiar. Y en verano suele haber siempre alguna. De nada.

Lecturas recomendadas