Entrevista a Rubén Gracia, piloto Mitsubishi en el Dakar

Rubén Gracia vuelve del Dakar 2016 diciendo algo que muy pocos pilotos pueden afirmar: no ha pinchado ni una sola vez en 10.000 km. “Parece que estoy mintiendo, pero es cierto”, reflexiona. Y nos cuenta mucho más en esta entrevista…

Entrevista a Rubén Gracia, Mitsubishi Montero T3

Si cualquier piloto tiene mi admiración, uno que participa en el Dakar se lleva ración doble. Hablamos de una carrera mágica y cruel a partes iguales, que te da la gloria y te la quita en un suspiro. Rubén Gracia ha debutado este año con un Mitsubishi Montero T3 (categoría para los todo terreno modificados) y ha vuelto con la 43ª posición absoluta y la segunda en su clase, que llegó a liderar. Todavía mejor: este rookie afirma que no ha pinchado ni una vez en los 10.000 km de esta prueba. Él mismo sabe que resulta increíble en una cita que no destaca, precisamente, por su amabilidad…

Top Gear: ¿Qué ha sido lo más duro de tu primer Dakar?

Rubén Gracia: No hay una sola cosa; es la suma de muchas: no dormir, no comer, el calor (en el habitáculo han alcanzado temperaturas de 56ºC)… Pasas 15 días así y, físicamente, es agotador. Para el coche es parecido; lo peor es que te adelanten los camiones: van destrozando el terreno a su paso y el vehículo sufre mucho. Si recibe hoy un golpe, a lo mejor no pasa nada, pero guarda memoria y, en 10.000 km, son muchos ‘toques’, la vibración va siempre a los mismos lugares. Si por las noches no sustituyes las piezas y lo reconstruyes casi como si fuera nuevo… Por suerte, teníamos un gran equipo y lo revisábamos mucho. Y yo he cuidado el Montero al máximo; he corrido muy poquito, ya que mi objetivo y el de todos mis patrocinadores estaba claro: había que acabar. Fuimos haciendo las cosas bien, no cometimos errores, el trabajo de Diego (Vallejo, su copiloto) ha sido impecable… Este resultado es también una suma de todos esos factores.

Entrevista a Rubén Gracia, Mitsubishi Montero T3, soldadura
Los golpes repetidos en el mismo sitio acaban por partir la carrocería... Las soldaduras son necesarias.

TG: ¿Con qué te quedas de esta experiencia?

RG: Con lo bien que han salido las cosas. Llevábamos un año preparando el proyecto: en junio bajamos a Marruecos con este coche, los mismos mecánicos y toda la formación para hacer una simulación perfecta, hasta tuvimos la temperatura que íbamos a encontrar allí. Creo que en esta vida es esencial organizar bien las cosas y hacerlo lo mejor que puedes o sabes; eso da sus frutos.

También me ha gustado ver la repercusión que hemos tenido, nos proporciona todavía más ilusión para seguir trabajando e ir a más. Aquí tiene un papel fundamental Mitsubishi España, ha sido la pieza que faltaba en este puzzle que empecé con Burn (ahora, Powerade). Ha realizado un gran esfuerzo para volver al Dakar tras 17 años de ausencia. Ha querido ayudar a un piloto español y para mí es un orgullo que me haya elegido.

TG: Hablemos del coche; ¿qué es lo que más te ha gustado?

RG: Su fiabilidad. Hay que tener en cuenta que el motor, la caja de cambios, los diferenciales o cualquiera de las piezas fundamentales vienen de un Mitsubishi Montero como los que encuentras en el concesionario, completamente de serie. Eso sí, mecánicamente hemos trabajado mucho en las suspensiones y el chasis. En cuanto a los neumáticos BF Goodrich… Cuando lo cuento, parece que estoy mintiendo, pero es verdad: han sido 10.000 km sin pinchar. No hemos cambiado ni una rueda.

Entrevista a Rubén Gracia, Mitsubishi Montero T3, rueda
Los neumáticos BF Goodrich han aguantado los 10.000 km del Dakar sin pinchazos.

TG: Todo positivo, entonces. ¿Habrá Dakar 2017 para ti?

RG: Sin duda. Cuando regresamos, Mitsubishi nos dijo: “Rubén, cuenta con nuestra ayuda, hay que seguir adelante”. Estamos muy contentos, ya que en esta fecha podemos anunciar que volveremos al Dakar.

TG: ¿Qué cambiarías para el año que viene?

RG: Me he fijado en escuadras más grandes, en las internacionales, con el fin de mejorar y ser más competitivos, y creo que es muy importante contar con un compañero de equipo. Es el que se para cuando tienes un problema en la pista, el que lleva el vehículo ‘gemelo’ del que puedes aprovechar las piezas… Un segundo coche sería un gran paso, pero hay que ir poco a poco. Simplemente optimizar la velocidad del nuestro ya multiplicaría los presupuestos por cuatro, así que debemos tener los pies en el suelo. Soy un piloto joven y cuento con un futuro por delante; con el apoyo de mis patrocinadores y con cabeza, todo se andará.

Entrevista Rubén Gracia, Mitsubishi Montero T3
Rubén Gracia nos ha enseñado los secretos del coche que ha llevado a su primer Dakar.

TG: Por otra parte, en 2016 vas a volver al Campeonato de España de Rallys TT…

RG: Tanto Mitsubishi como yo tenemos la ilusión de hacer un poquito de historia en el certamen y ganarlo por tercer año consecutivo. Sabemos que no será sencillo, ya que el campeonato está creciendo muchísimo y nuestros rivales se están preparando muy bien. Pero nosotros tenemos la fiabilidad de nuestro coche y vamos a luchar por la victoria.

Ése es el espíritu, sí señor…

Tags

  • Rubén Gracia
  • Dakar
  • París Dakar
  • Mitsubishi Montero