Los momentos inolvidables en la historia del GP de Japón de F1 que debes conocer

Las míticas batallas entre Senna y Prost, la primera corona de Schumacher o el adelantamiento de Alonso al Káiser son algunos de los momentos inolvidables en la Historia del GP de Japón de F1.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

Desde 1976, los momentos inolvidables en la Historia del GP de Japón de F1 permanecen en la memoria de muchos aficionados. Batallas míticas, polémicas intensas, carreras que otorgaron mundiales forman parte de la prueba nipona.

No te pierdas: ¿Quieres ver la fórmula 1 gratis toda la temporada?

Algunos de los mejores pilotos de la Historia de la F1, han escrito su nombre con letras de oro en una de las citas más apasionantes del calendario.

Hablar de los momentos inolvidables en la Historia del GP de Japón de F1 es hacerlo de los duelos entre Ayrton Senna y Alain Prost a finales de los 80. Antes de esta parejita de colegas, Niki Lauda y James Hunt fueron los protas en el debut de la prueba oriental en 1976. 

Michael Schumacher logró su primer campeonato con Ferrari en el 2000. Por último, Fernando Alonso en 2005 le dio una pasada increíble al Kaíser en la curva 130R. Fue uno de los mejores adelantamientos de la Historia de la F1, logrado con el R25, uno de los mejores fórmula 1 de la historia.

Monte Fuji 1976: Lauda abandona y Hunt se lleva el título

A la primera edición del GP de Japón -última del calendario de 1976-, llegaron dos pilotos con opciones de hacerse con el titulo: Niki Lauda y James Hunt. El austriaco contaba con tres puntos de ventaja sobre el británico. La climatología en el Circuito del Monte Fuji aquel 24 de octubre era terrible. Un diluvio universal inundaba el asfalto. El estado de la pista era espantoso. Y la visibilidad, prácticamente nula.

Lauda, que había sufrido un terrible accidente en Nurburgring apenas dos meses antes, decidió que no se podía correr en esas condiciones. Niki, tras tomar la salida y recorrer dos vueltas al trazado, se retiró. Posiblemente, pensó que su vida valía más que un título. Hunt, por su parte, remontó hasta la tercera plaza proclamándose Campeón del Mundo por un solo punto. Sin duda, uno de los momentos inolvidables del GP de Japón. 

Suzuka 1988: Remontada épica y primer Mundial de Senna

La cita de 1988 es recordada porque en ella Ayrton Senna protagonizó una de las mayores remontadas en la Historia de la F1. En la salida el coche del brasileño se caló. Pero, gracias a la pendiente existente en ese punto y con la ayuda de la inercia, pudo arrancar el McLaren. Reemprendió la marcha en la 14ª posición. Al frente del grupo se situó Alain Prost. Entonces, Ayrton firmó una de sus mejores actuaciones. Comenzó a adelantar rivales uno tras otro. En la vuelta 27 le pegó un hachazo al galo que le dejó tiritando. Ganó la batalla por delante del -presunto- Profesor y sumó su primera corona. Nadie puede dudar de que este fuera uno de los momentos inolvidables del GP de Japón de F1.

Suzuka 1989: La venganza de un franchute rencoroso

Un año más tarde, Alain Prost no había olvidado la exhibición de Senna en ese mismo escenario. Además, la rivalidad entre ambos sobrepasó las fronteras deportivas para invadir las personales. La tensión entre ambos contendientes era máxima. El galo veía peligrar cada día más su protagonismo en McLaren. Así llegaron a la penúltima parada del curso. El duelo al sol entre los dos pistoleros más rápidos estaba servido.

El brasileño trató de superar al francés en la vuelta 46. Ninguno cedió y los dos bólidos acabaron fuera del trazado. Alain abandonó, pero Ayrton pudo volver a pista. Terminó ganando el Gran Premio, pero fue descalificado por Jean Marie Balestre. Dicho individuo, además de presidente de la FIA, era gabacho. Blanco y en botella. Los despachos le concedieron la -supuesta- gloria a su compatriota.

Suzuka 1990: Revancha y segundo título para Senna

En la temporada de 1990, Prost había huido de McLaren para recalar en Ferrari. Se repetía la historia de la campaña anterior. El país del sol naciente volvía a cruzarse en el destino de los enemigos irreconciliables. Senna logró el mejor tiempo en la clasificación. Detrás de él, se situó el ex Profesor, mutado en alumno ramplón. Sin embargo, se cambió el lugar de la pole al lado derecho de la parrilla. Casualmente, era la parte sucia de la pista. Evidentemente, Alain partiría desde el extremo izquierdo y limpio. El campeón brasileño luchó sin éxito contra esta decisión. En la primera curva el bólido de Ayrton chocó con el monoplaza rojo. Automáticamente, el título se lo llevó Senna. La revancha se había consumado. El público, presente en las gradas del autódromo, fue consciente de que había vivido uno de los momentos inolvidables en la Historia del GP de Japón de F1

Suzuka 2000: El primer Campeonato de Michael Schumacher con Ferrari

Schumacher logró en el GP de Japón 2000 su primer Mundial con La Scuderia. Esa temporada fue un bonito mano a mano entre el alemán y el finlandés Mika Hakkinen, campeón las dos campañas anteriores con McLaren.

Finalmente, el título se decidió en un apasionante duelo. Ganó Schumi por delante de Hakkinen. El Varón Rojo le entregó a los de Maranello el trono 21 años después. Después, llegarían otras cuatro coronas consecutivas más. Impresionante.

Suzuka 2005: El adelantamiento de Alonso a Schumi en la 130R

A lo largo del calendario de la F1 existen tres o cuatro puntos donde adelantar solo está permitido a los más valientes y osados. Uno de ellos se llama 130R. Es la curva número 15 del Autódromo de Suzuka que se suele tomar a unos 300 km/h. En ese punto Fernando Alonso le pegó un adelantamiento increíble a Michael Schumacher en 2005. El propio alemán, sorprendido por la maniobra del asturiano, reconoció que no creía que lo fuera a intentar en ese punto. El ovetense protagonizó uno de los momentos inolvidables en la Historia del GP de Japón de F1.  

Ver galería

Tags

  • F1
  • Michael Schumacher
  • Fernando Alonso