Prueba del Honda Civic Hatchback 2017: Sport, como debe ser

Por fin en nuestras manos...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

Espera, ¿ya habéis hecho una prueba del Honda Civic Hatchback 2017?

Sí. Aunque hace muy poco que fue presentado oficialmente a los medios de comunicación, el Honda Civic Hatchback 2017 ya ha caído en nuestras manos mucho antes de que las primeras unidades lleguen a los concesionarios europeos -en Estados Unidos está disponible desde ya- en marzo de 2017. Su gama estará compuesta por el ya conocido 1.6 diésel de 120 CV -que será la versión más remolona en llegar, programada para noviembre del año próximo- y dos bloques gasolina VTEC de 127 y 180 CV de potencia con cilindradas 1.0 y 1.5, respectivamente. 

Ajá, ¿y cuál habéis probado? 

Como no podría ser de otro modo, nosotros hemos conducido la versión Sport asociada al motor más potente de gasolina, que incluye llantas de 17 pulgadas, un kit de carrocería específico y un tubo de escape con dos salidas centrales que mola muchísimo. El nuevo Civic es más grande que el modelo al que va a sustituir -130, 30 y 20 milímetros más largo, ancho y bajo respectivamente-, pero gracias a unas formas bastante bien trabajadas parece más compacto. Y muy japonés...

Veo que sigue teniendo el alerón en medio de la luna trasera... 

Correcto, y tiene su justificación en aras de mejorar la aerodinámica y el efecto drag a velocidades elevadas. Pero tranquilos, porque no resta tanta visibilidad como el del Honda Civic Type R actual, cuyo sucesor llegará el año próximo basado en el Honda Civic Type R Prototype 2017 que vimos en el pasado Salón de París.

Ver galería

Ya, así que todo sigue igual

No, amigos, no. Ahora el Civic está mucho más enfocado a la conducción y por ello ha adoptado soluciones algo contradictorias con lo visto hasta ahora en sus últimos modelos... pero que parecen tremendamente acertadas: en primer lugar, se ha vuelto a colocar el depósito de combustible bajo la banqueta trasera, con lo que se pierde la ventaja de los Magic Seats -mal- pero se gana una altura rebajada del puesto de conducción -bien-; también se ha eliminado el cuadro de instrumentos dividido en dos grupos con un espectacular cuentavueltas en el centro -mal- por uno más tradicional y digital donde la lectura de los datos es más sencilla -bien-; por último, ahora el maletero tiene 478 litros de capacidad... ¡brutal!

¿Y qué tal por dentro? 

La unidad que hemos conducido pertenecía a una serie de pre-producción, por lo que la calidad de los remates podría ser ligeramente distinta en los Honda Civic Hatchback 2017 que lleguen a los concesionarios en primavera...

Muy bien, ¿y qué tal por dentro?

¡Ya voy! La calidad general del nuevo Civic es... agridulce. Tiene un diseño de salpicadero mejor y más lógico que el modelo precedente, pero al mismo tiempo el ajuste entre las distintas partes y la apariencia de éstas no está todo lo logrado que cabría esperar. Ahora la postura al volante es mucho mejor y además los ocupantes de las plazas traseras tienen aún más espacio para las piernas, aunque no ocurra lo mismo para la cabeza. No es más grande por dentro que un Golf, pero parece menos aburrido sobrio. 

¿Es rápido? 

Comparativa Civic Type R: el más querido contra el más potente

Al tratarse de un coche pre-producción no tenemos cifras oficiales en la mano, pero la sensación que nos ha dejado es buena. Quizá no sea el más veloz entre su competencia, pero su motor siempre quiere girar más arriba y parece inacabable. Y cuando pasas de 4.500 vueltas... oh, sí: nuestro amigo VTEC cambia la respuesta del pequeño bloque 1.5 para hacerlo aún más alegre hasta el corte de inyección. ¿Su cambio de marchas? Correcto, con un buen guiado y un escalonamiento adecuado. De lo mejorcito del segmento... sin contar al Mazda 3 -en serio, ¿por qué los fabricantes no se limitan a imitar los cambios de Mazda?-. 

¿Y en curvas?

No hemos podido realizar todos los kilómetros con el nuevo Honda Civic Hatchback 2017 que nos hubiera gustado, pero desde luego la impresión que nos ha dejado es tremendamente buena: parece mucho más ligero entre curvas que el modelo precedente y con un tacto de dirección muy bien afinado. Buen trabajo, Honda. 

¿Hay algo que mejorar?

Desde luego, y es la insonorización. Aunque ya te he dicho que se trata de una unidad que no es definitiva y suele ser uno de los detalles que siempre se arreglan de cara a venderlo posteriormente. Aparte de eso, lo cierto es que el nuevo Civic es un muy buen coche que sabrá encontrar su lugar en el mercado, aunque haya perdido algunas de las características que lo convertían en uno de los coches más prácticos que había en su segmento para pasar a ser uno de los que mejor se van a dejar conducir. Ojito a los rivales: la base es tan buena, que el nuevo Type R -aquí tienes todas sus generaciones- será un verdadero misil en el Infierno Verde... ¡empiecen a temblar!

Ver galería

Texto: Ollie Kew

Tags

  • Honda
  • Honda Civic Hatchback 2017