Pasar al contenido principal

9 concepts de superdeportivos de los años 90

Bentley Hunaudières

Bentley Hunaudiéres

La historia cuenta que a finales del decenio de 1990, el jefe de Volkswagen, Ferdinand Piech, decidió que su imperio iba a construir el superdeportivo más rápido y poderoso del mundo. Solo que él no sabía de qué marca aba a ser. El Gran Hombre finalmente se decidió por Bugatti, pero solo después de desarrollar un Superbentley con motor de 16 cilindros y ponerlo ante las masas en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1999.

La historia del Veyron desde el Bugatti EB118

Llamado así por la recta que hay en el circuito de las 24 Horas de Le Mans, el concept de motor central se basó en un Lamborghini Diablo (VW había adquirido Bentley, Bugatti y Lambo en 1998). Su motor atmosférico W16 de 8,0 litros era aparentemente bueno para 623 CV, 760 Nm y unos 350 km/h, cifras realmente impresionantes para los años noventa. Incluso tenía una caja de cambios manual de cinco velocidades. ¿Hubieras preferido tener esto en lugar del Veyron?

Volkswagen Nardò W12 Syncro

Volkswagen W12 Coupé

Lo mejor del Volkswagen W12 Syncro es que era plenamente funcional. Fue un concept que se presentó en el Salón del Automóvil de Tokio de 1997 y que sirvió como banco de pruebas para el poderoso motor W12 que aparecería más tarde en los Phaeton, Touareg, Audi A8 y Bentley Continental GT.

Fue encargado, también, por Ferdinand Piech y diseñado por Italdesign. Tenía motor central, 414 CV, tracción en las cuatro ruedas y una caja de cambios manual. Un año después, VW mostró un W12 Roadster con tracción trasera, luego, en 2001, reveló el W12 Nardo de 591 CV. En 2002, VW rompió un montón de récords de velocidad en el prototipo W12: el más impresionante, el que le llevó a recorrer en 24 horas 7.700 kilómetros en el circuito de Nardò a una velocidad media de 320 km/h.

 

Ford GT90

Ford GT90

En los años noventa, Ford era dueño de Jaguar, por lo que no sorprende que uno de los concept más famosos de la 'era del Blue Oval' tomase prestadas partes del XJ220.

El Ford GT90 tiene una historia que merece la pena

Por ejemplo, la caja de cambios manual de cinco velocidades y la suspensión provienen del superdeportivo inglés y se asentaban en una versión alargada de su chasis monocasco de aluminio. Pero en lugar del V6 turboalimentado del XJ220, Ford desplegó un todopoderoso V12 de seis litros y cuatro turbos con 720 CV. Los americanos decían que hacía el 0 a 100 en unos tres segundos y rozaba los 400 km/h.

Los paneles de la carrocería eran de fibra de carbono, tenía una cúpula de vidrio laminado en lugar de un techo convencional, y un alerón que se elevaría a "alta velocidad" (algo que el concepto nunca alcanzaría). En el GT90 también fue la primera vez que vimos la filosofía de diseño de "New Edge" que utilizaban los Ford de calle.

Audi Avus Quattro

Audi Avus Quattro

¿Puedes creer que esta cosa debutó en 1991? Inspirado por los deportivos de Auto Union de los años treinta, este Audi empezó a asentar la fascinación de la marca por el aluminio: se basaba en un chasis de ese material con bastidor espacial y tenía paneles sin pintar (aunque pulidos) que tenían solo 1,5 mm de espesor.

El motor estaba hecho de materiales menos exóticos. En realidad, el Avus fue la forma en que el Grupo VW presentó su nuevo motor W12 al mundo. La cosa estaba en que ninguno llegó a estar listo, por lo que Audi construyó una maqueta de madera y plástico, la pintó para que pareciera real y la colocó en su automóvil. Un W12 plenamente funcional no aparecería hasta el VW W12 Syncro del 97 de más arriba.

Audi todavía publicó algunas cifras y especificaciones de rendimiento hipotéticas: decía que el Avus tendría 509 CV, sería capaz de un 0 a 100 en 3 segundos y tendría una velocidad máxima de 340 km/h.

Lamborghini Calà

Lamborghini Calà

Mucho antes de que saliera el Gallardo de la era de Audi en 2003, Lamborghini estaba pensando en crear un superdeportivo de acceso a gama para reemplazar al Jalpa (que murió en 1988) y competir con el Ferrari 355. 

El Lamborghini Calà era completamente funcional cuando hizo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1995 gracias a un V10 de 395 CV impulsando las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de seis velocidades.

Diseñado por Italdesign Giugiaro, parece que el Calà estaba destinado a pasar a la producción, pero cuando el Grupo Volkswagen compró Lambo a Megatech en 1998, archivó el proyecto y comenzó a trabajar en el Gallardo.

Afortunadamente, el concepto todavía vice y está homologado para circular por carretera. En la foto aparece durante el tour del 50 aniversario de Lamborghini hace unos años.

Mercedes C112

Mercedes C112

El Mercedes C112 fue descendiente directo del C11 del Grupo C de 1990 y se presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1991. A diferencia del Audi Avus, este sí parecía más pensado para su época. De hecho, esto no era tanto un concept, sino más bien un banco de pruebas de estilo VW W12 para tecnologías futuras.

Este Mercedes tenía un motor de 6,0 litros y 12 cilindros y el sistema de suspensión activa 'Active Body Control' que no entraría en producción hasta ocho años después. También dirección en las cuatro ruedas, aerodinámica activa (incluido freno de aire como se vio en el Mercedes SLR de 2003), control de presión de los neumáticos y control de crucero por radar, entre otras cosas. Ah, tampoco hay que olvidar las puertas de alas de gaviota.

Parece ser que Mercedes tenía algunos pedidos en firme, pero nunca llegó a producción. Una pena.

BMW Nazca M12

BMW Nazca V12

El BMW Nazca M12 fue diseñado por el hijo de Giorgetto Giugiaro, Fabrizio, cuando tenía 26 años y aterrizó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1991. La potencia procedía del V12 del 850i, esta vez montado en el medio, dando unos 300 CV. No parece mucho, pero hay que pensar que solo pesaba 1.100 kg.

También era grande. Con dos metros de ancho y más de cuatro metros de largo, pero con un poco más de un metro de alto, tenía un coeficiente aerodinámico de 0,26. Espectacular para el 91, aunque hoy en día un Mercedes Clase A tiene un mejor valor. BMW e Italdesign mostraron un M12 actualizado, llamado C2, un año más tarde. Para entonces, Alpina había liberado otros 50 caballos de fuerza del V12, y su peso estaba más cerca de los 1.000 kg.

Por supuesto, este BMW nunca entró en producción, pero la leyenda dice que el Sultán de Brunei le dio suficiente dinero a Italdesign como para que hicieran un solo para él.

Alfa Romeo Schighera

Alfa Romeo Schighera

Lo diseñó el mismo tipo que hizo el BMW M12, el hijo de Giorgetto Giugiaro. Apareció en 1997 y montaba el famoso motor V6 de 3,0 litros de la marca, pero con un doble turbo para generar más de 400 CV que pasabana las cuatro ruedas a través de una transmisión secuencial de seis velocidades. Alfa Romeo decía que se ponía a 100 km/h en cuatro segundos y alcanzaba 301 km/h.

Italdesign pretendía poner esto en producción y, una vez en la carretera, hacerlo competir. Por alguna razón, eso no sucedió. 

Foto: Italdesign

Yamaha OX99-1

Yamaha OK99-1

El OX99-1 se construyó alrededor de un motor Yamaha F1 real (pero descafeinado) y estuvo muy, muy cerca de ser algo real. Desarrollado en el Reino Unido, se construyeron tres prototipos con un V12 de 3,5 litros antes de que Yamaha cancelara el proyecto en 1994 después de haber decidido que su escandaloso superdeportivo simplemente no se vendería por el precio estimado: 800.000 dólares de aquella época.

Al menos los tres prototipos todavía existen (fueron fotografiados juntos en un evento en 2018). Con el V12 de 400 CV a un increíble régimen de 10.000 rpm y un peso de solo una tonelada gracias a la gran cantidad de fibra de carbono utilizada en su construcción, el OX99-11 podría alcanzar 100 km/h en poco más de tres segundos y alcanzar una velocidad máxima de más de 320 km/h. Hace 26 años.

Foto: Yamaha

Y además

Nuestros mejores vídeos