Pasar al contenido principal

Kia Stinger GTS y otros coches con drift mode

Kia Stinger GTS, tres cuartos trasero
¿Quieres derrapar como Ari Vatanen con el dedo meñique? Esto te interesa.

La llegada del Kia Stinger GTS nos ha pillado un poco por sorpresa. ¿Una versión más radical de uno de los coches nuevos de 2019 con más personalidad? Bueno, la verdad es que los cambios son ligeros. Entre ellos, quizás la principal novedad sea la incorporación de un sistema de tracción integral con drift mode, para que la trasera baile a la voluntad del piloto, con seguridad y con un alto grado de diversión. Un sistema que está de moda: estos son otros coches con drift mode.

Coches con drift mode: Ford Focus RS

Sin duda, el drift mode del Ford Focus RS fue uno de los grandes protagonistas de este modelo en su lanzamiento. En internet vimos algunos vídeos del drift mode del Focus RS terminando en la cuneta. Un modo exigente solo para los más expertos y siempre en entornos cerrados y con escapatorias. Llevarlo al límite en una carretera abierta, buscando encontrar los límites del drift mode, es una auténtica temeridad. El sistema del Focus RS se basa en el control vectorial del par: cuenta con dos embragues y es capaz de enviar hasta el 70% del par al eje trasero, pudiendo modificar el reparto del par en cada rueda individualmente.

Coches con drift mode: Mercedes-AMG E63

Coches haciendo drifting: Mercedes-AMG E63 S

El Mercedes-AMG E63 siempre ha sido un drifter auténtico: disponible con tracción trasera y un V8 con suficiente par como para mover un rascacielos, esta bestia era capaz de destrozar los neumáticos traseros en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, en su última actualización, solamente se pudo comprar con tracción integral, pero para mantener contentos a sus compradores más locos, decidieron incorporar un drift mode para que el eje trasero pueda derrapar sin ataduras.

Coches con drift mode: BMW M5

Prueba: BMW M5 Competition

Lo mismo ocurre en el BMW M5: los productos más salvajes de BMW siempre han apostado por la tracción trasera, pero con los más de 600 CV del M5, los ingenieros de la marca han desarrollado el sistema de tracción M xDrive para que este sedán deportivo sea capaz de rodar con seguridad gracias a la tracción integral pero a su vez, pueda convertirse en un tracción trasera con tocar un botón: un diferencial central es capaz de repartir el 100% del par al eje trasero. ¿El enfoque ideal? 

Coches con drift mode: McLaren 720S

McLaren 720S

En McLaren lo han bautizado como Variable Drift Control, un sistema electrónico que regula el deslizamiento del eje trasero y que permite, gracias a la pantalla central, seleccionar los grados exactos en los que queremos que la trasera se mueva. Un arsenal tecnológico espectacular, asociado al Proclive Chassis Control II, que permite pilotar esta bestia como si fuésemos un auténtico piloto de drift. Una auténtica maravilla de la técnica para divertirse a lo grande a los lomos del McLaren 720S.

Como puedes ver, el drift mode se ha puesto de moda y llega a todos los sectores: desde un compacto a un superdeportivo. ¿Lo seguiremos viendo en los próximos años? No lo dudes.