Estos son los Toyota deportivos más salvajes de la historia

¿Piensas que Toyota solo sabe hacer híbridos aburridos?
deportivo clasico vintage lujo altas prestaciones exclusivo

Toyota es una marca que a día de hoy se asocian a los híbridos y la eficiencia, pero ojo porque los Toyota deportivos están renaciendo y esa es una de las mejores noticias de este pasado año. Coches deportivos como el nuevo Toyota Supra o el Toyota GR Yaris son el mejor ejemplo de que la marca japonesa no se ha olvidado de hacer coches apasionantes, divertidos, emocionantes. Dejando un poco de lado la racionalidad de las emisiones de CO2 y apostando por la deportividad más sincera y explosiva.

Es momento pues de echar un vistazo al pasado y revisar cuáles han sido los Toyota deportivos más salvajes, coches que demuestran que en Toyota también suspiran por la velocidad y las sensaciones. Desde el mítico Toyota 2000GT hasta el actual Toyota Supra han pasado más de 50 años. Los tiempos cambian, pero es de aplaudir que Toyota siga apostando por crear coches emocionantes. Pese a estar inmersa en su propia revolución eléctrica con su apuesta histórica por los coches híbridos que tan buenos resultados les está dando.

Toyota 2000GT

deportivo clasico vintage lujo altas prestaciones exclusivo

El Toyota 2000GT se considera el primer superdeportivo japonés y uno de los deportivos clásicos más raros y cotizados del mercado, especialmente si hablamos de los clásicos creados fuera de Europa. El objetivo de Toyota era crear el mejor coche del mundo y para ello pidieron la ayuda de Yamaha. Sus faros retráctiles y su estilizada carrocería son ya historia del automóvil deportivo. Tenía un motor de seis cilindros y 150 CV, que le hizo conseguir récords de velocidad y un buen palmarés en el mundo de la competición, especialmente en Japón y EEUU. Solo se fabricaron 337 ejemplares y su cotización actual se mide en siete cifras.

Toyota Corolla AE86 Levin

deportivo compacto hot hatch japones jdm

El Toyota AE86 puede ser uno de los Toyota más míticos de la historia, especialmente por su relación con el manga y con las carreras callejeras. Un deportivo sencillo y humilde, pero divertido a rabiar. ¿Por qué? Pues por una fórmula muy sencilla y que probablemente nunca más sucederá: un motor de hasta 150 CV y un peso de apenas 950 kilos. Y lo mejor: ¡tracción trasera! Esto convirtió al Toyota Corolla AE86 Levin, especialmente en sus versiones más radicales, en un coche divertido y un icono del drift y de las carreras urbanas.

Toyota Supra

deportivos altas prestaciones jdm japones

El Toyota Supra es uno de los deportivos de moda en nuestros días, con su atractivo diseño y la calidad que pone el sello BMW en sus tripas. Pero la historia del Toyota Supra va mucho más allá, convirtiéndose en uno de los grandes deportivos japoneses. El Supra nació en 1978, aunque personalmente me quedo con la cuarta generación, el Toyota Supra A80, el que consiguió un mayor impacto global con su diseño deportivo y sus altas prestaciones. El mítico motor 2JZ llegó a superar los 300 CV en sus versiones sobrealimentadas. Un coche mítico y uno de los Toyota deportivos que no pueden faltar.

Toyota Celica GT-Four

Toyota Celica GT-Four

El Toyota Celica es otro de los grandes nombres en el mundo de los coches deportivos, especialmente si pensamos en aquellos deportivos humildes, baratos y divertidos que hoy en día son cosa del pasado. El Toyota Celica, igual que el Corolla, tuvieron un papel importante en el mundo de los Rally. El Celica GT-Four nace de esa relación con las carreras. Especialmente interesante sería la segunda generación, ya en los años 90, con un motor de 201 CV y una espectacular versión especial 'Carlos Sainz' para celebrar sus éxitos en el mundo de la competición.

Lexus LFA

Los coches que más se han revalorizado en menos tiempo - Lexus LFA

Aunque la marca no es Toyota, es incuestionable decir que el Lexus LFA es el superdeportivo moderno de Toyota. Un coche creado con una intención: demostrar al mundo el poder tecnológico y de superación para crear uno de los deportivos más impresionantes del Siglo XXI. Su motor V10 atmosférico es una maravilla, su fabricación artesanal alcanzaba unas cotas de calidad impresionantes, mientras que su comportamiento dinámico ponía los pelos de punta. Un digno sucesor del Toyota 2000GT. ¡No tengo ninguna duda que ya se ha convertido en un clásico!

Y además