Conducimos el Opel Manta GSe Elektromod: ¿El eléctrico que necesitas?

Opel Manta electrico 1

El Opel Manta GSe es un proyecto interno de la marca para desarrollar un restomod 100% eléctrico. Y nos hemos subido para comprobar cómo está hecho y cómo funciona.

El Opel Manta GSe Elektromod es uno de esos vehículos que tenía que conducir. Un check más en la lista que pude poner hace unos días. Puede parecer un clásico, pero lo cierto es que se trata de un coche eléctrico que la marca ha creado como un proyecto individual.

El nuevo Ford Mustang GTD podría no ser legal en todos los países

Así que, por si te lo preguntabas... No, este restomod no saldrá a producción. Y es posible que el próximo Opel Manta sea muy diferente a lo que nos imaginamos. ¿Coche deportivo? ¿O será reconvertido a un crossover o SUV? Es pronto para saberlo, pero os cuento mis sensaciones con este pequeño bólido.

El Opel Manta GSe sería mi coche eléctrico para ir a Madrid Central

Opel Manta

Las oficinas de Top Gear España están en el centro de Madrid. Zona donde un servidor no puede acceder con el BMW E36 de 1994 que tengo en el garaje (aunque muchos en redes sociales me tilden de amante de los eléctricos). Y no, no estoy de acuerdo con las medidas medioambientales de las grandes ciudades ni el sistema de etiquetas. Pero este coche me puede.

Imagina que los coches de combustión sigue adelante, pero que para las grandes ciudades tenemos que usar eléctricos (y que podemos permitirnos uno, factor importante). Pues en ese caso, me compraría este Opel Manta GSe.

Estéticamente es pintoresco. A mí me gusta, porque mezcla el estilo retro del modelo original de 1974 (el que se ha utilizado para este trabajo) y un diseño cyberpunk que siempre me ha atraído. Desde el DeLorean hasta el Hyundai N Vision 74 o la Tesla Cybertruck. Aunque aquí no hay tonos plateados, sino un amarillo fosforito y toques en negro brillo.

Opel Manta electrico 2

Sus ópticas LED delanteras son afiladas, impresas sobre una placa negra. Y las traseras son redondas, como en el clásico. Un coupé pequeño con unas proporciones que se asemejan a un muscle car, debido a las influencias de la época de General Motors en Opel.

Sin embargo, la clave está en su interior. Muy deportivo, con asientos semibaquet, mucha tela de alcántara, dos pantallas digitales y volante desplazado. Y también... ¿Embrague? Sí, porque este coche posee caja de cambios manual. Aunque yo solo utilicé la primera y la segunda, con una extraña sensación al pisar el pedal.

Opel Manta electrico 2

¿Cómo funciona? Pues, en teoría, no hay que acoplar revoluciones entre motor y caja de cambios. Porque los motores eléctricos no giran si no aceleras y la transmisión depende de ello, así que no había brusquedad. Solo una desconcertante suavidad que mi cerebro, acostumbrado a los duros cambios manuales de la vieja escuela, no acababa de entender.

El coche es tracción trasera y desarrolla 147 CV de potencia con unos 200 kilómetros de autonomía y apenas 1.100 kg de peso en orden de marcha. Cifras muy coherentes para un coche que sería suficiente en el día a día.

La sensación era de calidad. Al final, es un proyecto individual en el que se ha puesto mucho esmero. Pero te bajas pensando: "Maldita sea, no van a vender esto". Y es una auténtica pena, porque sería algo absolutamente rompedor, como aquel Opel GT de la década de 1960. Yo también prefiero un motor gasolina, pero esto... Se ha ganado mi atención.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches deportivos eléctricosRestomod, coches clásicos