Pasar al contenido principal

Renault Mégane E-Tech: compacto, avanzado y con hasta 470 km de autonomía

Renault Mégane E-Tech
Renault

¿El primer superventas eléctrico?

El Renault Mégane E-Tech llegará en 2022 y avanza con paso firme en su camino por convertirse en el primer compacto de volumen en salir a la calle sin motores convencionales, lo que no deja de ser todo un acontecimiento: el año pasado se vendieron 12.700 unidades de este modelo.

Te interesa: Los mejores coches eléctricos de 2021

Hace unos meses Renault mostró imágenes de uno de los prototipos y pudimos hacernos una idea de sus proporciones con las fotos de los coches camuflados que nos pasaron nuestros amigos y colegas de Motor.es. Sin embargo, ahora ya podemos admirarlo en todo su esplendor.

La firma francesa ha desvelado el modelo final en el Salón de Múnich y ya conocemos muchos de sus detalles. Será construido en la planta de Douai en una plataforma nueva, exclusiva para coches eléctricos. La compartirá con el Nissan Ariya, uno de sus competidores junto al Ioniq 5 y el Volkswagen ID.3. Eso sí, mantendrá un tamaño similar al Mégane actual.

En cualquier caso, hay varias diferencias con respecto al compacto que ofrece la marca en estos momentos. Por ejemplo, el espacio interior será mayor, ya que la distancia entre ejes se ha incrementado. Asimismo, el centro de gravedad es 90mm más bajo. Sin embargo, la batería tiene 110 mm de grosor, de manera que los ocupantes permanecen sentados a una altura similar a la del coche de combustión.

Más allá de esto, el diseño del Renault Mégane E-Tech confirma lo que ya se intuía con los prototipos y los coches camuflados. La carrocería tiene líneas suaves y redondeadas, en la que destacan puntos como los grupos ópticos, con texturas 3D. También llaman la atención los pilotos traseros, que según la marca se asemejan al símbolo de pausa.

Asimismo, el coche montará llantas de 18” en la variante más básica, aunque en las superiores ascenderá su tamaño hasta las 20”. Eso sí, los neumáticos se mantendrán estrechos para reducir la resistencia.

En conjunto, el coche es un compacto, pero con un aire de crossover gracias a detalles como el alto frontal. Sin embargo, tan solo es unos 5 cm más alto que el Renault Mégane convencional y su longitud es menor, con sus 4,21 metros de largo.

Por otro lado, en el habitáculo vemos cómo se hace evidente la amplitud para los ocupantes, así como cobra una gran importancia la tecnología. Y es que en el interior del Mégane E-Tech se han colocado dos pantallas: la del panel del conductor tiene una resolución de 1920x720 píxeles, y la pantalla táctil central, una resolución 1250x1562 píxeles. Contarán además con unos procesadores siete veces más rápidos que los del sistema actual de Renault.

Eso sí, no todo recaerá en ellas, ya que también se han colocado controles físicos para realizar funciones como regular la climatización. Finalmente, como toque curioso se ha incorporado una especie de trampilla bajo los asientos traseros para que los bomberos puedan apagar con facilidad las baterías en caso de incendio. Mejor prevenir que curar, suele decirse…

Dos motores y baterías para elegir

Por el momento, Renault ha señalado que este nuevo compacto se ofrecerá con dos propulsores para elegir. Estarán situados en la parte delantera y tendrán unas potencias de 130 y 215 CV, con 300 Nm de par. La versión más potente será capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y contará con dos opciones de batería: una de 40kWh y otra de 60kWh.

De esta manera, con la primera opción de baterías podremos contar con una autonomía según el ciclo WLTP de 300 km, mientras que la de 60kWh es capaz de aumentar este valor hasta los 470 km. Además, al igual que sucede con otros modelos, el Mégane E-Tech contará con gestión térmica inteligente de las baterías, de manera que se mantendrán entre 25 y 35 grados en todo momento. Solo se enfriarán cuando el coche se acerque a un cargador, de manera que la carga se realice de manera más rápida.

Y sobre las cargas, los usuarios del coche podrán optar por varias opciones. Se podrá optar por la carga de Corriente Alterna de 7kW, pero también por la pública de Corriente Continua de 130kW. Así, en un cargador doméstico de 7,4kW podremos contar de unos 400 km de autonomía tras 8 horas, mientras que la variante con batería de 60kW podrá contar con unos 200 km tras una carga de 30 minutos en un cargador de 130kW.

Según ha apuntado la marca, estos datos de autonomía no se verán fuertemente afectados cuando las temperaturas sean demasiado frías, por ejemplo. Además, las baterías serán bajas en cobalto, lo que les permitirá contar con una mayor durabilidad y una mejor resistencia a las bajas temperaturas.

Esto, unido al hecho de que cada Renault Mégane E-Tech contará con 27 kg de plástico reciclado, ayudarán a que este modelo llegue a ser más sostenible que muchos de sus competidores.

Etiquetas:

Motor Coches compactos

Y además

Buscador de coches