Así es el BMW i8 de la Policía de la República Checa

Si tienes lo que hay que tener... líala.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Una nueva e interesante incorporación acaba de producirse entre las filas de los cuerpos y fuerzas de seguridad de Europa del Este: así es el BMW i8 de la Policía de la República Checa... y tiene una pinta acongojante. Aunque nunca le pises más de lo debido al coche. 

Seguro que ya has echado algún que otro vistazo a nuestro ranking con los mejores coches de Policía del mundo, ¿verdad? Entre los más sobresalientes alrededor del globo se encuentra, sin ninguna duda, el BMW i8 de la Policía australiana -que recientemente acaba de hacerse con un Mercedes-AMG E 43-. Gracias a su propulsión híbrida el deportivo alemán es capaz de entregar a sus afortunados conductores un total de 362 CV... con un consumo medio de sólo 2,1 litros. Y va en serio. Ahora nuestros amigos checos verán patrullar por las carreteras donde han nacido el Skoda Kodiaq o el Karoq una unidad de este espectacular modelo vestida con los colores de la Policía. Como para atreverse a hacer una pifia, ¿eh?

Este Saleen Mustang de 740 CV es uno de los coches de Policía más potentes de la Historia

"Estamos encantados de que la marca nos haya dado la oportunidad de probar un vehículo de estas características", reconocía el coronel Tomáš Lerch al hablar del BMW i8 de la Policía de la República Checa en el momento de su entrega oficial. "Es un placer sumarnos a la lista de cuerpos de seguridad en todo el mundo que disfruta de su rendimiento". 

Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y una velocidad punta de 250 -limitada, claro-, pocos delincuentes podrán escapar de las garras del BMW i8 de la Policía de la República Checa, ¿no crees? ¿Alguna vez has visto uno en persona? Estoy seguro de que la mayoría de sospechosos serán arrestados mientras quedan embobados mirando el coche...

Lecturas recomendadas