Pasar al contenido principal

Audi TT: ¿vale la pena comprarlo de segunda mano?

Te lo puedes llevar a casa por menos de 6.000 euros. ¿Vale la pena?

El Audi TT es un coche que despierta amor y odio casi a partes iguales. Unos afirman que es un deportivo con un alto componente práctico, de calidad, eficaz, con un coste de mantenimiento alcanzable y divertido al volante. Otros opinan que es un deportivo que se queda en tierra de nadie: no es un auténtico deportivo y además no tiene las cualidades de habitabilidad que puede tener un compacto deportivo como un Seat León Cupra.

Te interesa: prueba Audi TTS, ¡como un Scalextric!

Entonces, ¿vale la pena comprar un Audi TT? Bueno, aquí entra en cuestión un segundo parámetro que es dónde realmente se encuentra en quid de la cuestión. ¡Su precio en el mercado de ocasión! El Audi TT es un deportivo que siempre ha tenido un buen comportamiento en el mercado: tanto de la primera generación como de la segunda, hay una gran oferta en el mercado de segunda mano.

 

Vídeo: así se mueve el Audi A7 2018

 

Esa gran cantidad de modelos hace que su precio pueda ser realmente interesante y que, a buen seguro, pueda suponer una opción interesante para aquellos que estén buscando entrar en el mundo de los deportivos, bien como coche principal o bien como segundo coche. ¿Vale la pena comprarlo? Creo que sí. Me explico: la primera generación es un coche muy interesante, con un diseño que fue rompedor y que ha pasado el tiempo con buena salud. Hoy en día se pueden conseguir por menos de 6.000 euros, con el motor de cuatro cilindros, 1.8 litros sobrealimentado de entre 180 y 225 CV. El motor es muy fiable y el único fallo que puedes tener es el mítico caudalímetro, nada que deba preocuparte.

Su diseño es un icono de diseño de finales de los 90 y creo, firmemente, que es un Audi que, pese a su gran volumen de producción, en un futuro puede ser considerado como un clásico. Con tracción integral quattro es un coche que destaca por un buen comportamiento dinámico, mientras que sus dos pequeñas plazas traseras te pueden sacar de una emergencia. Vale, no es un coche radical, un deportivo pura sangre, pero teniendo en cuenta su precio, creo que es una opción más que interesante si buscas un coche de segunda mano interesante.

 

 

Especial mención merece la versión equipada con el motor V6 de 3.2 litros que comparte con el Volkswagen Golf R32. Aquí la cosa cambia y el Audi TT sí que consigue unas prestaciones bastante serias: junto con el cambio automático DSG y la tracción integral quattro es un coche que puede llegar a ser muy eficaz en curvas. Además, con este motor sí que es una rareza y puede aumentar su valor en los próximos años.

Ojo: ¿y un Mercedes SLC?

La segunda generación del Audi TT mejoró muchos aspectos del MKI, aunque su diseño era algo más habitual y perdió parte de su gracia estética. Ahora bien, el interior es realmente interesante y ha envejecido realmente bien al paso del tiempo. Con el motor 2.0 TFSI de 200 CV se movía la mar de bien y en el mercado de ocasión se pueden encontrar por poco más de 10.000 euros. Esta versión también estaba disponible con el V6 de 250 CV, capaz de pasar de cero a cien en 6,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Un auténtico deportivo que hoy en día no suele superar los 15.000 euros.

¿Vale la pena apostar por el Audi TT en el mercado de ocasión? Yo creo que sí: a cambio tienes un deportivo muy eficaz, cuya imagen ha tocado fondo y creo que solamente puede ir hacia arriba, con motores fiables, un mantenimiento no demasiado caro y una calidad general muy apetecible. 
 

Lecturas recomendadas