Estos son los 3 mejores motores Dodge de la historia

Motor HEMI 6,2 litros de Dodge

La marca estadounidense siemppre ha destacado por sus pontente coches deportivos. ¡Repasamos los tres mejores motores que les han dado vida!

Dodge es una de las grandes marcas de coches deportivos del mundo. Todo un baluarte para los americanos y sus tradiciones en cuanto a mecánica. Pertenece al Grupo Chrysler y fue fundada hace 123 años. Más de un siglo de historia que ha dado verdaderos iconos.

¡Estos son los mejores motores V8 del mundo!

Al igual que Ford o Chevrolet, los muscle car han sido un pilar fundamental para la compañía de Detroit, que de hecho ayudó a levantar la marca de Henry Ford a principios de siglo con su tecnología. Ahora, aprovechamos a repasar los mejores motores Dodge de la historia.

1. Motor HEMI 426 V8

HEMI 426

Este motor Hemi 426 Hellephant fue el primer bloque V8 de 7,0 litros que se montó en el Dodge Challenger de 1970 (Primera generación) como una opción frente al Slant Six de 6 cilindros en línea y el V8 de 7,2 litros con carburador de seis cuerpos.

Desarrolló 431 CV y su instalación en el coche requirió varios refuerzos de chasis. Pese a que de serie estaba unido a una caja de cambios automática TorqueFlite, opcionalmente podía montarse una transmisión manual de 4 velocidades (más la marcha atrás).

El bloque fue usado también por coches como el Dodge Coronet, el Plymouth GTX, el Dodge Charger o el Plymouth Superbird. Todos ellos verdaderos clásicos muy cotizados hoy en día por su diseño y simpleza mecánica. Como detalle curioso: aquellos pintados de naranja tuvieron preparación de Mopar.

2. Dodge Viper V10

Dodge Viper SRT

El enorme motor V10 a 90º del Dodge Viper supuso un antes y un después en la historia de los bólidos estadounidenses. Su diseño de superdeportivo se combinó con este bloque y no con un clásico motor V8 de muscle car.

Carroll Shelby estuvo involucrado en su diseño y se presentó en el Salón del Automóvil de Detroit de 1989. Se fabricó desde 1991 hasta 2017 y pasó por multitud de fases: desde el V10 atmosférico de 7,9 litros original hasta la modificación de 8,4 litros del Viper ACR.

En total existieron cinco generaciones de esta unidad de potencia que alcanzó los 654 CV y 813 Nm de par máximo. Su mayor peculiaridad es una disposición de las válvulas OHV (en la cabeza de los cilindros y no en la cámara de combustión) que también se denomina pushrod engine. Contó con dos válvulas por cilindro y a partir del 2008 se equiparon con distribución variable de las mismas.

3. Motor HEMI V8 supercargado

HEMI de 6,2 litros sobrealimentado

La última generación de esta motorización antes de la desparición de coches como el Challenger o el Charger actuales, que serán sustituidos por coches eléctricos próximamente. Sin embargo, aún tenemos HEMI para rato.

Este motor V8 de 6,2 litros tiene un supercargador que lo coloca con 808 CV y 959 Nm de par máximo en coches como el Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody, que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar 327 km/h de velocidad máxima.

Una bestia con un sonido muy peculiar, debido a su sistema de sobrealimentación. Este será el motor que llevarán las unidades especiales de despedida de la gama Last Call como el Black Ghost, que conmemora coches icónicos del mundo de la competición y las carreras callejeras.