Pasar al contenido principal

Los concepts de Honda son los mejores. O eso parece

El concept Electric Urban EV tiene un gemelo biplaza deportivo muy crack.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Texto: Jack Rix

¿Recuerdas el Honda Urban EV Concept del Salón de Frankfurt? Desde luego que sí, puso nuestro cerebro patas arriba con su presencia y su look minimalista, lleno de guiños al primer Civic, al 205 GTi o al VW Golf MK1. Nos hizo creer que cuando los compactos eléctricos conquisten el mundo, el estilo de la vieja escuela seguirá siendo una opción. Y el Honda Sports EV Concept insiste en esa idea.

Este prototipo se ha presentado en el Salón de Tokio. Utiliza las mismas formas preciosas de su ‘gemelo’ y muestra la imagen (nos atreveríamos a decir que es un sucesor espiritual del S2000) que deberían tener los biplaza deportivos. Y, aunque no será capaz de ofrecer un cambio manual a 9.000 rpm, cuenta con muchas cosas que también te gustarán.

Se trata de un coche eléctrico y su plataforma es la que se empleará para fabricar la versión de producción del Urban EV, en 2020. Sospechamos que si el Honda Sports EV Concept sigue el mismo camino, habrá que esperar un poco más. Hasta 2021, al menos.

Como en el caso de su ‘hermanito’, no sabemos ni una palabra sobre la potencia o las prestaciones de este Honda eléctrico, pero no contamos con algo estratosférico; eso es trabajo del NSX. El Sports EV está para “dar un sentimiento de alegría y unidad emocional a la conducción”, dice la marca. Signifique lo que signifique. Diversión, creemos.

Habrá un hermano pequeño del Honda NSX. Éstas son las fotos de la patente.

En cuanto a su diseño, la compañía nipona lo describe como “una silueta llamativa, una cara amigable y superficies elásticas, realizadas para asegurarse de que el vehículo encaja en cualquier estilo de vida”. Así que se ha evitado la agresividad a propósito, pero, como en el Urban EV, vemos fuertes referencias a los deportivos clásicos en su dibujo.

Quizá hayas identificado flashes del Toyota 2000GT que aparecía en la película de James Bond ‘Sólo se vive dos veces’. Aunque el del agente secreto era descapotable, el largo capó arqueado y los enormes faros circulares son el vivo retrato del 2000GT Coupé.

Sin duda, Honda nos dirá que, en realidad, es una reencarnación de algo que había en sus archivos, pero, sea como sea, mola mogollón. Es fantástico y les pedimos que lo lleven inmediatamente a las líneas de montaje.

¿Qué opinas? ¿Un deportivo como éste podría hacer que te interesasen los coches eléctricos?

Lecturas recomendadas