Pasar al contenido principal

McLaren BP23: el sucesor del F1 será el más rápido de su Historia

Dale la bienvenida al nuevo miembro de las ‘Ultimate Series’...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
McLaren BP23

¿Has encontrado ya tu nuevo unicornio entre las novedades del Salón de Ginebra 2018? No desesperes: en la cita suiza los de Woking han vuelto a hablarnos sobre su esperado McLaren BP23... y lo poco que nos han dicho ha servido para que hayamos tenido que empezar a limar nuestros dientes para no rayar el suelo. 

 

McLaren BP23

 

McLaren BP23: el hiperdeportivo más rápido jamás construido por la firma

¿Sabes por qué el McLaren F1 tenía tres asientos?

Aunque es más que probable que ya lo sepas todo sobre él, creemos necesario dejarte unas cuantas pinceladas del que será el nuevo objeto de deseo para quienes siguen de cerca los pasos de la marca de coches inglesa... y los coleccionistas de medio mundo -sí, eso incluye también a los malditos especuladores-: el McLaren BP23 se incorporará en 2019 a las filas de la gama ‘Ultimate Series’ junto al Senna y, como es lógico, la idea es que sea el sucesor espiritual del mítico F1. Y no lo será exclusivamente porque lo diga su departamento de marketing, no: el hiperdeportivo que llegará al asfalto a lo largo del año que viene tendrá la misma configuración de asientos y la misma sed de velocidad que su mítico ancestro. 

Según hemos podido saber tras las declaraciones de Mike Flewitt -CEO de McLaren- durante el Salón de Ginebra 2018, dentro de pocos meses podremos ver la presentación oficial de su nuevo retoño que será el más lujoso y veloz de cuantos han salido alguna vez de la cadena de producción del sello británico. ¿Significa eso que será capaz de superar los acongojantes 390 km/h de velocidad máxima que alcanzaba el protagonista de las paredes de los petrolhead de medio mundo? Desde luego. Ah, sí: también estará propulsado por una unidad de potencia híbrida -¿sabes que en Ferrari trabajan en su próximo hiperdeportivo híbrido?-, tendrá una tirada de sólo 106 ejemplares... y todas y cada una de las unidades que formarán parte de ella ya han sido adjudicadas. 

 

McLaren BP23

 

¿Se te acaba de caer el alma a los pies? No desesperes: teniendo en cuenta que entre los compradores del McLaren BP23 seguramente habrá más de uno y de dos especuladores, no sería extraño ver alguno a la venta en poco tiempo. Eso sí, ve ahorrando: cada una de las piezas ensambladas del nuevo hiperdeportivo inglés estará manufacturada por la división MSO -McLaren Special Operations, que firmó este 720S Velocity para Ginebra en 2017- para garantizar a su dueño o dueña la máxima personalización posible... por un módico precio que rondará los dos millones de euros. Dos millones, sí. ¿Acaso pueden ponérsele barreras a la felicidad? No seas así. Sabes que no. 

 

¡Nos montamos en el McLaren BP23! Más o menos

Echa un vistazo a este 720S. ¿Ves algo extraño? Exacto, la posición de conducción es central. Ya sabes lo que significa: estás ante una ‘mula’ del McLaren BP23, el hiperGT de la marca.

No he llevado un BP23 disfrazado, sino un 720S con el volante en el sitio incorrecto. Las primeras entregas del BP23, el McLaren de calle más rápido, potente y aerodinámico que la compañía haya construido jamás, no se realizarán hasta 2019. El interior estuvo listo hace un par de meses. El coche lleva en la carretera dos semanas; es el primer prototipo del McLaren BP23. Las unidades de prueba con el motor adecuado saldrán a finales de año.

 

 

Para colocar al conductor en posición central, la marca ha tenido que modificar la estructura de fibra de carbono, ya que la espina dorsal del 720S lleva el cableado del vehículo y los conductos de refrigeración. Ahora hay un piso plano. El BP23 utilizará una versión similar de dicha estructura, aunque todavía no se conocen muchos detalles. Sabemos que será un coche híbrido, más enfocado a la carretera que a los circuitos y que mostrará unas formas resbaladizas.

 

McLaren BP23: ¿el nuevo McLaren F1?

Las comparaciones con el McLaren F1 son inevitables. Ese modelo tiene la misma configuración del habitáculo, con tres asientos (uno en el centro y dos en los laterales para retorcer un par de referencias deportivas), pero pone al conductor entre dos columnas vertebrales del armazón -la palanca de cambios a la derecha, el freno de mano a la izquierda- que llevan a cabo múltiples funciones y que supusieron más de un dolor de cabeza al ser negociadas. Los planes dicen que la utilización del BP23 será más sencilla. ¿También más rápida? Te lo contaré después.

 

 

Por lo tanto; ¿qué función cumple esta ‘mula’? Según Andy Palmer, director de las Series Principales de McLaren, “hemos trabajado mucho en el diseño por ordenador y en la ergonomía antes de pensar en construir un prototipo. Ahora mismo estamos mirando la disposición de los mandos, la visibilidad, el acceso, los sitios de almacenamiento, los retrovisores y también las entradas de aire”, explica.

Echo un vistazo al interior. El asiento me resulta familiar. “Encontramos uno original de un McLaren F1, lo escaneamos, lo hicimos, pusimos algo de relleno y lo tapizamos”, me cuenta Andy. “No es que vayamos a correr con él; es probable que realicemos butacas a medida para los propietarios, pero la posición en el coche es la correcta”, añade.

Entrar en el vehículo es un área crítica, posiblemente el aspecto que representa un mayor desafío para muchos compradores a la hora de ser el dueño de este coche. El jefe de pruebas, Chris Goodwin, me dice que cuando él corría con el F1 en Le Mans, su compañero JJ Letho, un ex-gimnasta, solía ser capaz de meterse con un solo movimiento, dejando los pies y el culo en el sitio correcto.

Vídeo: así consiguió el McLaren F1 su récord de 391 km/h.

Dado que esto es un hiperGT, se busca algo un poco más digno. “Tenemos que hacer que la gente entre de varias formas posibles: sentándose y llevando las piernas después, metiendo primero la cabeza…”, me dice Andy. Mi técnica es buscar el borde exterior del asiento, utilizar la apertura de la puerta para elevarme y equilibrarme y echarme hacia atrás. Hay sitio para maniobrar con los pies, pero tardo media docena de veces en encontrar un modo de hacerlo con el que esté contento.

Una vez en mi lugar, apenas puedo alcanzar la puerta del BP23 (Bespoke Prototype 2, Prototipo Hecho a medida 2, con 3 asientos. El BP1 era el McLaren X1, basado en el 12C), que supongo que tendrá puertas eléctricas. Las sensaciones son muy distintas a las del 720S. Dejando aparte los instrumentos rudimentarios, lo primero que te sorprende es la simetría, con el volante como punto central de todo. Después, te fijas en la forma de las ventanillas: parabrisas y cristales laterales parecen casi una unidad, como si fuera una vista panorámica. Me pregunto por los posavasos, los cinturones de seguridad y los parasoles…

“Tenemos dos posavasos y tres cinturones de seguridad”, me asegura Palmer. Encima de cada retrovisor hay espacio extra para las cámaras de visión trasera, una solución que reduce la resistencia al viento y mejora la visibilidad lateral. El prototipo original del F1 llevaba los retrovisores en los pilares A, por lo que no me extrañaría que el McLaren BP23 presentara algo similar. Palmer cree que las pantallas internas estarán en una posición más baja.

 

 

Arrancamos el McLaren BP23: ¡en marcha!

Resulta sorprendente lo rápido que te adaptas a la postura central de conducción. En 10 minutos alrededor de las carreteras y aparcamientos cercanos al polígono industrial de Dunsfold, estoy feliz. Al principio, tienes que corregir tu posición en la vía y recordarte que debes permanecer en el centro del carril. De lo contrario, te encontrarás queriendo ir al sitio ‘normal’. Darás un gran rodeo ante los bordillos o en los cruces hasta que te acostumbres. Pero después, todo parece muy natural, un lugar mucho mejor para experimentar los movimientos y sensaciones que trae la conducción.

Apenas me he dado cuenta de la pantalla de infoentretenimiento, no distrae tanto cuando tus ojos tienen que enfocar un punto central en el exterior. Eso es: como conductor, te sientes en el foco del coche, donde pasan las cosas. Es perfecto.

La intención es que los botones para controlar los distintos sistemas estén en el volante, con el fin de que te concentres en la carretera. Creo que va a ser soberbio estar ahí sentado mientras la potencia, sea la que sea, te lleva al hiperespacio. Sus 106 propietarios han gastado bien los 2,26 millones de euros que costará.

 

 

McLaren no nos habla de la tecnología, así que vamos a especular un poco. Es un GT, por lo que se me antojan probables un par de motores eléctricos en el eje delantero y uno de combustión en el posterior, quizás ayudados por un cuarto que proporcione más par. Se trata de una disposición bastante común; piensa en el Honda NSX, el Porsche 918 Spyder o el BMW i8.

¿Tendrá un biturbo V8? Me encantaría hablar de un V12, pero dadas las ganancias que ha de generar este proyecto, me inclino por unos 860 CV y otros 250 de los propulsores eléctricos para dejar la cifra alrededor de los 1.110, empujando unos 1.650 kg. Suena diabólico.

Probablemente, subirá su velocidad máxima más allá de los 321 km/h. Pero, ¿cuánto? ¿Apostará McLaren por los 385 km/h? ¿Más? Pirelli va a ser el proveedor de los neumáticos y Palmer nos contó que “hemos de encontrar equilibrio entre la velocidad y el confort”. Por encima de 350 km/h, los flancos de las cubiertas tienen que ser tan rígidos que comprometerían el lujo y la comodidad del BP23. Quizá un pack de alto rendimiento con ruedas distintas sea una opción…

Los rumores dicen que el McLaren Vision Gran Turismo es un BP23 digital, pero no veo nada en común, excepto las enormes cifras. El objetivo del prototipo es “llevar a tres personas y su equipaje durante un viaje largo envueltos en lujo”, explica Palmer. Aunque eso ya exista.

Texto: Ollie Marriage/Fotos: Mark Riccioni

 

¿Buscas coche nuevo? ¡Aquí tienes todo el mercado!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear