El nuevo KTM X-Bow mantiene su comportamiento: te volverá loco

Nueva cara, misma diversión.

La compañía austriaca, especializada en motos, ha celebrado la fabricación de la unidad número 1.000 del KTM X-Bow con un ligero lavado de cara para su modelo de cuatro ruedas. Saldrá al mercado con dos versiones muy deportivas y radicales que tienes en la galería de arriba: el X-Bow R y el X-Bow RR. Aun así se tendrá que andar con cuidado con la llegada del Bultaco Linx.

Lo que ocurre con el X-Bow es que es tan divertido, ofrece unas sensaciones tan puras y es tan tremendamente radical y brutal, que en realidad te da igual cómo sea por fuera. Vale, si es bonito y tiene una pose de tipo duro, mejor que mejor, pero míralo. Ya va tan pegado al suelo que es imposible pensar en otra cosa, ¿o no?

PAL-V ONE: el biplaza volador de medio millón de euros

En cualquier caso, el nuevo KTM X-Bow estrena luces diurnas LED, que lo identifican con unas líneas más agresivas. Además, se han empleado carcasas para los faros más estrechas y se ha rediseñado el ‘labio’ frontal, que ahora se sitúa en un ángulo de ataque más amenazador. Básicamente, lo que quiere es meter miedo. Como si ver esto en tu retrovisor no fuera lo suficientemente extraño (no sé en tu barrio, pero en el mío este modelo no es muy habitual).

También se ha dado un giro a la parte trasera, gracias, en especial, a la creación de una cubierta diferente para el motor, con nuevas branquias de ventilación.

KTM asegura que el propulsor del X-Bow R conserva la mecánica de 2 litros TFSI de Audi, con 299 CV y 406 Nm, mientras que el X-Bow RR con el mismo propulsor se va a los 360 CV y 474 Nm. Por cierto, la versión más radical estrena una mejorada carga aerodinámica que aumenta hasta en un 30% la que ofrece la versión 'básica'. Este aspecto es muy importante para exprimir el coche en circuito sin preocuparse demasiado de las fuerzas G.

El anuncio de este nuevo KTM X-Bow llega justo después de que el director ejecutivo de la marca haya confirmado que el modelo aterrizará en Estados Unidos el año que viene.

Lecturas recomendadas