El nuevo Mazda RX-9 podría presentarse este mismo octubre. ¡Toma!

¡Ya hemos invocado a todos nuestros santos ‘petrolhead’ para que así sea!

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Buenas noticias: el futuro Mazda RX-9, basado en el concept Mazda RX Vision, todavía no está en la papelera de los ingenieros de Mazda. Es más, la marca sigue empeñada en llevar a producción un nuevo vehículo con motor rotativo, altas prestaciones y un diseño arrebatador. Algo con lo que muy pocas marcas se podrían atrever y que supone un riesgo económico. ¡Qué grandes son estos japos!

No te lo pierdas: los 5 coches japoneses más míticos de la Historia

En un principio, los rumores hablaban de llevar un nuevo deportivo con motor rotativo, basado en el Mazda RX Visión, a los concesionarios de la marca en el año 2020. El plan parecía convincente, ya que un proyecto así no se puede hacer de un día para otro, pero al parecer la marca ya lleva trabajando en secreto mucho tiempo y la presentación oficial del Mazda RX-9, de ser ciertos los últimos rumores, podría estar a la vuelta de la esquina: en el Salón de Tokyo 2017, el próximo mes de octubre. ¡Qué me estás contando! Este lanzamiento coincidiría con los 50 años del lanzamiento del Mazda Cosmo, el pionero del motor Wankel. ¡Tiene toda la lógica del mundo!

 

 

A día de hoy son todavía muchos los rumores que envuelven al proyecto: yo creo que la marca nos mostrará alguna novedad al respecto, pero sería una gran sorpresa que nos mostrase el modelo final de producción. ¿Un anticipo del futuro motor utilizado por el sucesor del Mazda RX-8? ¿Quizás otro prototipo más acercado a la realidad? Sea como sea, parece que tendremos que estar muy atentos al próximo Salón de Tokyo.

“Estamos progresando en el desarrollo de nuestro RX Visión. Sigue habiendo un equipo de ingenieros trabajando específicamente en el motor rotativo.” ¿Cómo de grande es ese equipo? “Menos de 100 personas, pero más de 10.” Comentaba el jefe de desarrollo de Mazda, Kiyoshi Fujiwara. ¿Cómo será el aspecto del nuevo Mazda RX-9? Como es lógico -bueno, lógico no, pero sí habitual- las líneas del nuevo deportivo no serán tan agresivas como las del prototipo que parece avanzar su próximo nacimiento, pero es de esperar que respete el alargado capó delantero, el escueto voladizo trasero y muchos otros detalles estéticos del concept.. Y, como no podría ser de otro modo, llevará un motor rotativo bautizado como motor Skyactiv-R, tendrá 1,6 litros de cilindrada obtenidos de dos rotores -de 800 cc cada uno- que, ayudados por un turbo, podría llegar a entregar 400 CV. Para mover 1.300 kg. Suena bien, ¿eh?

Si crees que no te va a llegar: Los deportivos más asequibles que puedes comprar

Pero los retos de un proyecto tan ambicioso como el Mazda RX-9 son muchos, tanto desde el punto de vista técnico como desde el financiero, pero este directivo de Mazda está esperanzado: "estamos desarrollando nuevas tecnologías y creemos que encontraremos la clave para poder llevarlo a los concesionarios. En lo que a finanzas se refiere es más difícil controlarlo, viendo casos como el Brexit o la victoria de Trump.”

Las complejidades son muchas pero una cosa está clara: a día de hoy, Mazda cuenta con un pulmón financiero mucho más potente que el que tenía hace unos años. Por lo que poder desarrollar un proyecto tan ambicioso es ahora mucho más factible: “Sí, nuestro negocio ha mejorado, pero todavía guardamos deudas de los últimos 30 o 40 años, básicamente ahora estamos volviendo a empezar desde cero.”

 

 

Gracias al Mazda RX Visión, podemos imaginarnos y ver cómo será el futuro Mazda RX-9, que seguiría la estela de otros deportivos con motor rotativo de la marca japonesa, como el Mazda RX-7 o Mazda RX-8. A día de hoy poco más te puedo adelantar de lo que quiere Mazda con su nuevo deportivo, pero sí parece que podría contar con piezas de fibra de carbono reforzado con polímeros plásticos, el conocido como CFRP. Este material será clave en el futuro de Mazda y parece que el primero en incorporarlo podría ser este deportivo: aunque más adelante llegaría también al ligero Mazda MX-5.

Bajo el capó, como ya te comentaba, se esconderá el motor rotativo Skyactiv-R capaz de girar a altas revoluciones, aunque de momento Fujiwara no quiere oír hablar de electricidad: “todos nuestros motores de combustión necesitarán asistencia eléctrica para cumplir con la exigente normativa anticontaminación, por lo que probablemente nuestro motor rotativo no sea una excepción. No obstante, este deportivo creo que no debería llevarlo, para mantener la esencia de la mecánica por encima de todo.”

Suena todo demasiado bien, ¿no? No sé si finalmente lo veremos en los concesionarios, pero solamente ver las ganas que tienen en Mazda de llevarlo a cabo da muchas esperanzas: “En mi diccionario no hay lugar para la palabra imposible, especialmente cuando hablamos de motores rotativos. ¡Yo quiero hacerlo!”


 

Lecturas recomendadas