Pasar al contenido principal

El Porsche más caro del universo conocido es un 911 GT1 de 12,3 millones de euros

Porsche 911 GT1 (1998)

Su cuentakilómetros no llega a los 1.000 kilómetros registrados

"La rareza fija el precio de las cosas" (Petronio). Eso debieron pensar los responsables del marketplace de lujo James Edition al establecer la cuantía a pagar por este rarísimo Porsche 911 GT1 Strassenversion. En este mercado online fijaron el precio de esta joya versión matriculable en 12,3 millones de euros.

Estamos hablando de un vehículo fabricado en 1998, que actualmente se encuentra en Hong Kong y que ha tenido un único dueño. A ese dato debemos añadirle que su cuentakilómetros está más bien vacío, ya que su dueño apenas lo ha conducido (no llega a 1.000 kilómetros registrados). Está limpio de polvo y paja y conserva su carrocería original.

¿Qué tiene de especial este Porsche 911 GT1? Pues que tan sólo se fabricaron 20 unidades y que una de ellas participara con su versión de carreras en las 24 Horas de Le Mans  (con victoria incluida en 1998).

La Strassenversion del GT1 se desarrolló a partir del coche de carreras (estrategia que incluso hoy día se sigue utilizando) y difiere por tanto en poco del modelo de competición. Evidentemente, tiene algunas características propias, como una suspensión más suave, mayor altura al suelo y una gestión diferente del motor y el cambio.

Su motor, situado en posición central (raro en Porsche), es un 3.2 de seis cilindros bóxer con casi 600 CV de potencia y una prestaciones estratosféricas: con 310 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 3,7 segundos. Te recuerdo que estamos hablando de un coche de finales del siglo pasado. Ni tan mal.

Hace cinco años una unidad se subastó por 5,5 millones de euros, una cifra ya muy alta pero que, con el paso de los años, se multiplicó. La rareza, ya sabes...

Porsche 911 GT1 (1998) (2)

Hasta el momento de vender este 911 GT, el honor de ser el más caro del mundo recayó en el Porsche 917 K que ganó Le Mans por primera vez para la marca alemana y que, además, se utilizó en el rodaje de la mítica 'Le Mans' de Steve McQueen. Aquel se vendió por 11,8 millones de euros al cambio actual del dólar.

Aun así, la marca de Stuttgart no tiene el honor de ser la medalla de oro en vender coches más caros. Ese privilegio es de Mercedes, que tiene el récord absoluto de coche más caro del mundo con un 300 SLR Silver Arrow por el que se pagó la salvajada de 135 millones de euros.

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches