Pasar al contenido principal

La presentación del nuevo Pagani Utopia, en fotografías

Pagani Utopia
Rodrigo García Vita
-

Banzai Motorsport

Os mostramos cómo fue el evento privado de Pagani Automobili en Milán

Que Pagani Automobili te invite a asistir a un evento histórico como la presentación de su tercer modelo, es algo sencillamente único. Y más allá de eso, tener la oportunidad de entrevistar al propio Horacio Pagani y hablar sobre sus sensacionales coches deportivos, es algo que marca la vida de un amante del motor.

El Pagani Utopia fue desvelado en Milán ante unas 400 personas entre invitados, clientes y algunos periodistas que pudimos admirar no solo a este superdeportivo recién salido de la fábrica, sino también multitud de documentos, partes mecánicas, a los Pagani Zonda y Pagani Huayra… Un compendio de elementos enfocados en crear emoción a aquellos que pudimos contemplarlos.

Pagani Utopia: un hiperdeportivo V12 propio de la vieja escuela

Entre toda la multitud, desde primera hora de la mañana, estuve ávido de captar las mejores estampas con mi cámara. Rodeado del arte de Leonardo Da Vinci que tanto ha inspirado al diseño de este coche, y justo antes de poder hablar con Don Horacio y su hijo Christopher Pagani durante un buen rato.  

En los próximos días, os contaré absolutamente todo. Pero vamos con algunas de esas fotografías para poneros en contexto. Para admirar estas obras y contemplar el pasado, presente y futuro de Pagani.

Así es el nuevo Pagani Utopia en fibra de carbono ámbar

El primer encuentro con el nuevo Pagani Utopia fue espectacular. Atravesando un pasillo repleto de piezas de los coches de la marca de Módena y algunas opciones de personalización, detrás de un telón y en una sala de madera, ahí estaba.

El hiperdeportivo con motor V12 biturbo de 6,0 litros y una potencia de 864 CV y 1.100 Nm de par máximo, descansando. Su acabado en fibra de carbono en tonalidad ‘Ámbar’, como nos desveló uno de los encargados de diseño de Pagani, es soberbio.

El coche rezuma elegancia, y las diferencias respecto al Huayra saltan a la vista. Se han colocado protecciones de vidrio en las ópticas delanteras, se ha afinado el morro y la aerodinámica lateral se ha modificado por completo.

Bugatti Centodieci

¡Esta es la disparatada media de consumo de los hiperdeportivos de Bugatti!

Además, la parte trasera ha sufrido un enorme cambio de concepción. Ahora, el sistema de aerodinámica activa mediante flaps del predecesor se ha eliminado, y se ha colocado un alerón que recorre todo el portón trasero de óptica a óptica con los flaps bien definidos.

Luces traseras que, por cierto, han pasado a tener únicamente dos focos colocados de forma vertical, eliminando así un tercero que, sinceramente, se veía de lujo con el Huayra. Si bien, la esencia de las cuatro salidas de escape en la parte superior central del parachoques sigue intacta. Es firma de la marca.

El segundo Pagani Utopia, en un elegante tono blanco

Ese no era el único prototipo presente en la exposición. En el jardín reposaban los tres modelos que ha diseñado Horacio Pagani. Junto al Zonda y al Huayra, un segundo Utopia se alzaba elegantemente en el medio, en un tono blanco perlado.

Las llantas son visiblemente diferentes a la opción anterior, ya que ahora cuentan con un aro externo en fibra de carbono a modo de aerodisc y cuya función principal es crear un vórtice para extraer todo el calor posible de los frenos.

La firma de Horacio reposa en el lateral, donde destacan sus magníficos retrovisores con una sinuosa forma de gota de agua, inaugurados por el Huayra hace años y ahora mejorados en cuanto a su diseño.

El interior del Pagani Utopia, al igual que el de su homólogo en la sala dedicada a Leonardo Da Vinci, es en cuero beige. Un amplio volante que combina esa tela con metal satinado, que se repite a lo largo de todo el habitáculo, donde destaca también la abundante fibra de carbono en la consola central y el salpicadero.

El único detalle que desentona (y no en el mal sentido), es la palanca de cambios con el pomo en madera. Para la caja de cambios automática, pero os adelantamos que la opción preferida por los compradores es la caja de cambios manual con un solo embrague. Tema del que os hablaremos en unos días.

¿Pantallas multimedia y digitalización? Ninguna. En Pagani odian este concepto y venden su corazón a lo analógico. Todo son botones, palancas y pulsadores construidos con suma elegancia y colocados a conciencia para hacer fluir tus sentimientos.

El conductor es el centro de todo. El ser humano debe controlar la máquina, luchar con elegancia contra ella. Eso es lo que grita este coche y lo que pretenden sus diseñadores con cada simple detalle. Es una verdadera joya de la vieja escuela envuelta en una reconfortante opulencia.

Pagani Utopia
Rodrigo García Vita
-

Banzai Motorsport

Una producción de 99 unidades que, en palabras de Horacio Pagani, no pretende ser una máquina definitiva de la velocidad. “Seguramente, un Tesla nos gane en aceleración. Pero eso no me importa. Ni a mí ni a nuestros clientes. Esta obra busca algo mayor, ir más allá”, nos comentó el diseñador argentino.

Y desde luego que lo consigue. Plantarse delante de este deportivo es glorioso. Ni imaginemos cómo debe ser conducirlo. Te quedas anonadado, dando vueltas y explorando cada detalle. Escudriñando cada elemento de un bólido que no quiere ser un coche eléctrico ni un híbrido enchufable.

Quiere hacerte sentir un torrente de emociones sensoriales por 2,2 millones de euros de precio. Y este es solo el comienzo, porque ya está en camino la versión Pagani Utopia Roadster y las opciones más radicales de circuito. Una maravilla.

Y además

Buscador de coches