Pasar al contenido principal

Prueba del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance: ¡El Mercedes más potente es híbrido!

Tecnología PHEV para dar vida al Mercedes más potente de la historia (de momento).

Si hablamos de coches de producción, nada de ningún one-off o alguna preparación extrema de Bravus, la prueba del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance delata al bólido más potente de la marca alemana. Mercedes se ha adentrado en el mundo de los coches deportivos con tecnología PHEV (híbrido enchufable) y un colosal motor que no deja indiferente a nadie.

Prueba del McLaren 765lt Spider: un superdeportivo demencial

Bueno, eso de coches deportivos... Es algo relativo, porque al fin yal cabo es una berlina. Una con la que asustar a tus amigos o llevar muy rápido a tus hijos al colegio incendiando las calles y los túneles con su profundo sonido (tan icónico de los motores Mercedes).

Potencia, motor, batería... ¡Cifras, cifras!

Al lío y sin rodeos, que es como os gustan las especificaciones de un buen coche: el nuevo Mercedes-AMG GT 63 S E Performance cuenta con un motor V8 biturbo de 4,0 litros que genera 638 CV de potencia. Pero a ello hay que añadir el motor eléctrico de 203 CV, lo que otorga al coche un total de 842 CV y 1.469 Nm de par máximo.

Venga, soltemos la frase. 'Soberano aparato'. Sin duda lo es, y abre una época de potenciación eléctrica para los modelos AMG que verá llegar el próximo año a un nuevo Mercedes-AMG C63 con un motor de 4 cilindros turbocargado de 2,0 litros con el correspondiente sistema híbrido que pueda elevar su potencia desmesuradamente. 

Lo más destacable de esta prueba del Mercedes-AMG GT 63 SE es su curioso equilibrio de pesos. Al contrario que las directrices marcadas por la mayor parte de la industria, su motor eléctrico se encuentra en el eje trasero con las baterías encima, y no entre el motor de combustión interna y la caja de cambios.

Prueba del Porsche 718 Cayman GT4 RS: pisamos a fondo en el Circuito de Estoril

Esto genera un reparto de pesos 50/50, con el motor eléctrico mandando su potencia al eje a través de una caja de cambios de dos velocidades y un diferencial trasero electrónico. Esto se une, además, al sistema 4Matic de Mercedes de tracción integral para poner en funcionamiento al eje delantero. Y sí, hay modo drift para cuando vayas por algún circuito y quieras quemar algo de goma.

Sus 2.380 kg de peso se ven totalmente sobrepasados por tantísima potencia y par, lo que lleva a esta berlina a hacer el 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 316 km/h. Y todo ello con la ansiada etiqueta ECO, aunque es algo un tanto relativo...

¿El sistema híbrido promete?

Prometer, promete 12 kilómetros de autonomía eléctrica a una velocidad media de unos 130 km/h. Pero la prueba del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance ha demostrado que el objetivo principal de su batería de 560 celdas y 89 kg de peso no busca la autonomía eléctrica, sino potenciar y complementar al V8 que hay bajo el capó.

La recarga del coche es sublime. Sobre la pista pudimos dar un par de vueltas de instalación con el indicador de revoluciones por encima de las 3.000 rpm, lo que aumentó la carga del sistema del 50% al 80%. Suficiente para darle caña un buen rato y exprimir esos 842 CV.

Prueba del Porsche Panamera 4 E-Hybrid Platinum Edition: tan elegante como deportivo

Pero al final, la física es la física. El coche es extraordinariamente rápido y frena con audacia (recargando, de nuevo, la batería). Pero sus más de 2 toneladas de peso hacen lo propio en curva, así que hay que ir con tacto y como decía Niki Lauda, 'sentir en las posaderas los pesos del coche'.

Detalles y precio del Mercedes-AMG GT 63 SE

Prueba del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance
Prueba del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance.

Mencionados ya los datos de importancia, algo malo debe haber porque la perfección no existe. La prueba de este nuevo Mercedes-AMG GT 63 SE desveló una caja de cambios secuencial de 9 velocidades (en lugar de una con doble embrague) que se nota algo lenta cuando llevas el coche al límite.

El precio podría ser otro punto algo complicado de encarar. El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance estará disponible por unos 230.000 euros, y no se ve tan diferente de la versión estándar. Al menos en lo estético. Ah, y las cifras de poco menos de 8 litros a los 100 kilómetros de consumo... Buena suerte intentando conseguirlas.

La tecnología vale la pena, sin duda. Es el futuro de Mercedes-AMG en sus modelos deportivos, y la marca se va a ir acercando progresivamente a cifras que rondarán los 900 CV muy pronto. Pero no es un deportivo, al fin y al cabo. Eso sí, te divertirás mucho con él y te servirá para alguna que otra ruta subida de vueltas e ir de viaje con la familia y mucho estilo.

Y además

Buscador de coches