Renault Mégane R.S. Ultime: 1.976 unidades para una despedida definitiva

Renault Mégane R.S. Ultime

El Renault Mégane R.S. Ultime será la edición de despedida de este compacto deportivo, así como el último modelo firmado por Renault Sport. Solo se fabricarán 1.976 unidades.

El Mégane R.S. se despide y lo hará con una edición especial limitada a 1.976 unidades, la cual se caracterizará principalmente por detalles estéticos que rendirán homenaje al propio modelo y a la división Renault Sport. Así es el Renault Mégane R.S. Ultime.

Para crear esta configuración, Renault ha decidido basarse en la versión R.S. Trophy de su compacto, que es la más prestacional. En esencia, el coche no varía de manera radical respecto de esa variante, pero sí se añaden algunos elementos que dejan claro desde el primer vistazo que este no es un modelo convencional.

En concreto, lo que caracteriza al diseño del Mégane R.S. Ultime son los vinilos de los paragolpes, el capó, el techo, las puertas y las aletas. Por lo general, hacen referencia al nuevo logo de la marca, pero en las puertas se puede leer además la cifra 1976, año de la fundación de Renault Sport. Asimismo, en el paragolpes delantero se ha escrito la palabra ‘Ultime’.

Más allá de esto, no hay grandes sorpresas estéticas y vemos la apariencia esperada del Renault Mégane más deportivo. Así, las aletas delanteras son 60 mm más anchas y las traseras lo son en 45 mm. Asimismo, destacan los faros R.S. Vision, varios detalles en negro, un difusor trasero y las llantas Fuji Light de 19” con neumáticos semi-slick.

Por otra parte, en el interior del Mégane R.S. Ultime también hay una atmósfera familiar, con un aire deportivo remarcado por los asientos bucket Recaro y la tapicería de Alcántara. Asimismo, hay nuevos umbrales de las puertas y se ha situado una placa en el túnel central con el número de la unidad y la firma de Laurent Hurgon, piloto responsable de la puesta a punto del Mégane R.S. durante años.

Interior del Renault Mégane R.S. Ultime

Además de esto, el equipamiento de este modelo es el habitual en el R.S. Trophy, con elementos como la pantalla de 9,3” con navegación, el sistema de sonido Bose y la aplicación de telemetría R.S. Monitor. Esto último es importante, ya que hablamos de un compacto deportivo especialmente prestacional.

Concretamente, el motor del R.S. Ultime es el más prestacional disponible: un cuatro cilindros turbo con 300 CV de potencia y 420 Nm de par motor. Esta fuerza se gestiona mediante una caja automática de doble embrague, la cual permite realizar un paso de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. 

De esta manera, el Renault Mégane R.S. se prepara para decir adiós, y con él, la propia Renault Sport, cuyo cometido pasará a ser responsabilidad de Alpine. Por lo tanto, hablamos de un modelo muy especial, el cual se presentará el 13 de enero en el Salón de Tokio y solo estará disponible para un número limitado de clientes.

Por lo tanto, si quieres uno, es mejor que estés atento. En febrero sustituirá al R.S. normal y el Trophy y aún no se conoce su precio, aunque podemos tomar como referencia los 43.172 euros que cuesta el Trophy en el que se basa. Sea como fuere, es muy probable que pronto sepamos los últimos detalles de este modelo.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches compactos deportivosMotor