Tendrás que esperar dos años si compras un Koenigsegg

Lo bueno se hace esperar. Mucho.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Si eres tan afortunado como para poder permitirte comprar un supercoche rápido y espectacular, debes armarte de paciencia: tendrás que esperar dos años si compras un Koenigsegg para poder disfrutar de él. 

Según un tweet publicado por la propia firma en su cuenta oficial, el tiempo medio de espera para la entrega de cada Koenigsegg encargado a la fábrica es de dos años y medio. ¿Te parece mucho? Debes tener en cuenta que, además de construir coches muy exclusivos, rápidos y efectivos, la marca sueca realiza el montaje de los mismos a mano, en un proceso que toma entre seis y siete meses para que un coche salga de la factoría tras haber entrado en ella. Sé lo que estás pensando y sí, la producción es reducidísima: unos 12 coches al año -uno por mes-. 

No te pierdas: La quedada de Koenigsegg que terminó como un desfile de supercoches

Pero a la marca no le va mal con esta estrategia: si compras un Koenigsegg tendrás que esperar dos años para recibirlo, pero a cambio te llevas a casa uno de los coches más exclusivos de cuantos se producen en este momento. Tan exclusivo como que se estima que no existan en el mundo más de 150 piezas ensambladas por el constructor sueco. No es de extrañar que, cuando sus propietarios deciden realizar alguna quedada, ésta sea tan espectacular como la celebrada recientemente entre Dinamarca y Suecia, que terminó de convirtiéndose de forma fortuita en todo un desfile de deportivos. 

Un Koenigsegg One:1 se accidenta en Nürburgring

En cualquier caso, a través de otro comentario en la misma red social donde se pudo leer el primero, la propia cuenta oficial de Koenigsegg ha afirmado estar intentando ampliar su producción aproximadamente al doble de su capacidad, para poder terminar cada año entre 20 y 25 nuevos deportivos. Sin duda, la posible llegada del Regera a su gama de vehículos podría estar detrás de este incremento en el trabajo de la factoría, con lo cual la buena noticia es doble: por un lado, nos llegará un nuevo cochazo -de más de 1.700 CV, con propulsión híbrida, sin caja de cambios y cuya producción estará limitada a 80 unidades- y, por otro, significará que cada año más aficionados a la velocidad podrán ver satisfechos sus deseos. ¡Bien!

Vale, tendrás que esperar dos años si compras un Koenigsegg, pero seguro que, mientras tanto, tienes más de un juguete con el que entretenerte... 

 

Lecturas recomendadas