Pasar al contenido principal

Destrozar o mejorar: ¿tienen sentido coches como el Touring Aero 3?

deportivo artesania diseno lujo altas prestaciones
Creaciones únicos para el segmento más exclusivo de la pirámide de compradores.

Hay algo que si todavía no sabes debes saber: en España hay poca cultura de coches. Por eso quizás en nuestra querida 'Piel de Toro', un coche como el Touring Superleggera Aero 3 no tiene mucho sentido y mucha gente afirma que se ha destrozado un Ferrari F12 Berlinetta para su creación. Pero, ¿es cierto? ¿Tienen sentido este tipo de modificaciones extremas? 

Lo primero que debes saber es que el mundo del lujo es peculiar y a veces la demanda puede llegar a ser sorprendente. El Touring Aero 3 tiene sentido y lo tiene por dos principales motivos: su discurso y su exclusividad. En los últimos años, el discurso se ha convertido en clave cuando hablamos de vehículos exóticos y aparentemente innecesarios.

 

 

Pero la exclusividad es la base de todo: mucha gente simplemente quiere algo diferente y que mole, que sea una pieza súper exclusiva. Cuando te mueves con la Jet Set y pasas los veranos en Mónaco, ir con un Lamborghini Huracán, pensando que serás el único, puede hacer que termines con una depresión. Por muy loco que pueda parecer.

Un discurso muy trabajado

Mi entrevista con Andrea Zagato me dejó claro que el discurso en los coches, igual que en el mundo del arte, es fundamental para triunfar. ¿Tiene sentido una taza de vater en un museo? No, ninguno, pero si tiene un buen discurso detrás pasará de ser arte. Con los coches pasa algo parecido.

 

Aston Martin DBS GT Zagato

 

Zagato es vecino (literal, puerta con puerta) de Touring y parece que los segundos han copiado un poco la fórmula del primero para crear vehículos únicos. Pero no debes olvidar que lo hacen porque pueden hacerlo: ambas empresas tienen un pasado glorioso dibujando algunos de los coches más bellos de la historia.

El pasado es aquí santo y seña de estos proyectos 'Fuori Serie'. El discurso de ambos es la inspiración en el pasado, el nombre, el talento, la pasión por el automóvil. Este Touring Aero 3 se inspira en el Alfa Romeo 8C 2900B Speciale y su aleta de tiburón. La representación moderna que se han sacado de la manga simplemente mola.

Mola porque consiguen transmitir ese buen gusto italiano del pasado en un coche moderno. Mola porque el comprador sabrá que tiene algo totalmente diferente a lo que tienen sus vecinos. Y mola porque su producción tan limitada hará que muy probablemente su valor en el futuro no decaiga. ¿Tienen sentido estos coches? Claro que lo tienen, siempre que el discurso y la exclusividad estén aseguradas.


 

Más:

Lujo

Buscador de coches

Y además