Pasar al contenido principal

Vídeo: toda la gama del Renault Mégane RS en un minuto. ¡Incluso la del futuro!

Renault nos recuerda los genes en los que se basará su futura bestia.

El lanzamiento del Renault Mégane RS 2017 está a puntito de caramelo: será el fin de semana que viene en el marco del Gran Premio de Mónaco de F1. Sin duda, un escenario espectacular para un coche que promete ser espectacular. Hoy la marca nos muestra el sonido de su bestia en un vídeo donde se repasa la historia de esta saga: desde el primer Renault Mégane RS de 2004 hasta el brutal Renault Megane RS 275 Trophy-R.

Te interesa: Renault celebra sus 40 años en la Fórmula 1

Renault ha creado una historia en la que el nuevo Renault Mégane RS parece resucitar a todos sus antepasados en una especie de era postapocalíptica. El primero en renacer es el Renault Megane II RS, con sus 225 CV y sus 236 km/h de velocidad máxima. Fue el primer trabajo de Renault Sport sobre el Mégane y la verdad es que fue un buen punto de partida: el frontal recibía una enorme toma de aire central, con los antinieblas en los extremos, mientras que la polémica trasera de la segunda generación de este compacto se veía redondeada con una salida de escape central. En el interior, asientos deportivos y otros detalles para crear una atmósfera más racing.

 

 

En 2006, en pleno auge de la escudería Renault de Fórmula 1 con Fernando Alonso ganando mundiales (aquí puedes ver las mejores hazañas de Fernando Alonso), la marca lanzó el Renault Mégane RS F1 Team, con su particular color amarillo, 5 CV extra y un aspecto único, gracias a las pegatinas en el exterior y a los backets radicales en el interior. No obstante, la versión interesante de la primera generación de los Mégane RS fue el R26R nacido en el año 2008. Su principal argumento era una dieta de adelgazamiento profunda y una radicalización general de su comportamiento: un motor más puntiagudo, suspensiones más duras, escape más sonoro y una jaula de seguridad en lugar de los asientos traseros. ¡Tremendo!

La segunda generación del Renault Mégane RS llegó en 2011 con un aspecto mucho más agradable a la vista y un motor potenciado hasta los 265 CV. Es curioso que en este vídeo la marca francesa nos muestra el Renault Mégane RS utilizado por la Gendarmerie: la potencia y los datos técnicos son un secreto, pero eran utilizados para interceptar a coches en vías rápidas, así que es de esperar que tuviese un extra de potencia notable. Por último, uno de los coches más emocionantes que se han creado en los últimos años: el Renault Megane RS Trophy-R. La fórmula es parecida a la del R26R: sustitución de los asientos traseros por una jaula de seguridad, backets de competición con arneses, materiales ligeros y un extra de potencia: 275 CV y 360 Nm de par.

Estamos a pocos días de conocer al nuevo Mégane RS y no tengo duda que será digno de participar en esta saga: al final del vídeo puedes escuchar el rugido de su cuatro cilindros en el túnel más famoso del mundo. ¡No pinta mal la cosa!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear