VLF Force 1: cuerpo de fibra de carbono y alma de Víper

VLF Automotive presenta el VLF Force 1 en el Salón de Detroit 2016, de la mano de su controvertido jefe de diseño Henrik Fisker.

VLF Force 1 Portada

La nueva compañía americana VLF Automotive presentó su primera creación, que han llamado VLF Force 1, durante la celebración del Salón de Detroit 2016. El diseño del modelo sale de la mano de Henrik Fisker, también socio de la compañía y controvertido ex-diseñador de Aston Martin.

La presentación del VLF Force 1 viene con retraso, precisamente debida a la problemática relación entre ambas partes. Las demandas empezaron cuando Fisker presentó el Fisker Thunderbolt, que la marca inglesa denunció como plagio al Aston Martin Vanquish. Y ahora vuelven a denunciarse mutuamente. Fisker por el retraso y molestias ocasionadas en el lanzamiento de su nuevo modelo, y los británicos por plagio al Aston Martin DB10 producido para la película de James Bond ‘Spectre’.

Fisker Thunderbolt
El diseñador Henrik Fisker junto al Thunderbolt.

Parece que eso de "tu cara me suena" siempre está presente en los ingleses, pero esta vez se equivocan, puesto que el VLF Force 1 se basa en el Dodge Víper. De hecho en su desarrollo ha colaborado el famoso piloto del Víper Ben Keating.

Aún así para evitar también problemas con los americanos, pocos detalles son apreciables más allá de la forma del techo. Henrik Fisker le ha dado una apariencia completamente nueva y bastante radical a la carrocería, empleando la fibra de carbono como material principal. En las llantas de aleación de 21″ también se ha buscado la máxima ligereza. Utiliza unos Pirelli P Zero y los frenos los firma Brembo.

En el interior el Dodge Viper, que se esconde bajo todas las modificaciones del VLF Force 1 es más fácilmente visible, ya que se utiliza prácticamente todo del deportivo original, aunque el trabajo de tapicería en cuero y Alcantara marrón sea específico para este modelo.

VLF Force 1 Frontal
El VLF Force 1 lleva un motor V10 de 8,4 litros y 755cv.

Bajo el capó descansa el V10 de 8,4 litros del Viper que entrega 755 CV frente a los 654 del modelo de serie. Tas sólo pesa 1.538 kg, con lo que alcanza los 350 km/h y hace el 0-100 en 3,0 segundos.

Inicialmente se fabricarán 50 unidades del VLF Force 1, que pretende ser un modelo de edición limitada, aunque podrían fabricarse más. El precio será de 247.000 euros (un Viper parte de los 83.000 euros). Se venderá únicamente a través del concesionario Viper Exchange en Tomball, Texas. Con el importe del vehículo se incluye además la posibilidad de acudir anualmente a dos eventos de competición con Ben Keating.

No se puede adelantar el éxito del coche, pero sí que el señor Fisker seguirá agitando el mercado con sus diseños.

No te pierdas:

- Los supercoches de Aston Martin durante los próximos siete años

- El Aston Martin DB10 aterriza en España. Estas son las fotos

- Subastado el Aston Martin DB10 de la película Spectre de James Bond

Lecturas recomendadas