Pasar al contenido principal

10 razones para comprarte una moto eléctrica

No mates al mensajero.

Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz
La Zero S en marcha

En estas líneas, te damos 10 razones para comprarte una moto eléctrica ya, sin esperar a futuro. Y es que, si las comparamos con los coches, las motocicletas y ciclomotores enchufables, aunque aún son caras, presentan unas ventajas sobre los vehículos con motores convencionales que conviene conocer antes de ponerse a buscar una.   

Todos los modelos y precios de motos eléctricas en España en 2018 en Autobild.es

 

1 Autonomía

Cualquier ciclomotor eléctrico, por ejemplo, ya ronda los 50 km de autonomía. Esto te puede parecer muy poco, pero si echas números... hay que hacer muchos trayectos al día por una ciudad para cubrir esa distancia y que la batería se te quede escasa.

Prueba Lifan E3 ciclomotor eléctrico

Si esto sucede con los ciclomotores, comprenderás que las motocicletas eléctricas ya superen la barrera psicológica de los 100, con unas prestaciones claramente más ventajosas y, sobre todo, realistas, para salir de la jungla de asfalto siempre que lo necesites y te puedas mover en un interesante radio como para que la inversión te merezca la pena. 

2 Peso

Una de las principales razones para comprarte una moto eléctrica es que un vehículo de dos ruedas suele tener una relación peso/potencia bastante más favorable que la de un coche. Esto quiere decir que cada 'caballo' que desarrolla su mecánica, en teoría, se aprovecha mejor, puesto que el conjunto es menos pesado. 

Prueba NIU Scooters Serie M

Además, si tenemos en cuenta que una moto enchufable entrega el par motor desde el principio y lo mantiene de forma continua durante la aceleración, es fácil entender por qué son tan ágiles a la hora de salir de los semáforos (echa un vistazo al punto 6, en el que relacionamos el factor 'aceleración' con el de diversión. 

Por último, la distribución de pesos puede resultar también bastante interesante: dado que la batería -una de las partes más pesadas en un vehículo de dos ruedas- suele ir en una posición central y baja, el centro de gravedad también disminuye y este acaba siendo uno de los factores que mejoran notablemente el comportamiento dinámico.  

3 Precio

Empezaron siendo muy caras, pero hoy en día, la electrificación en la movilidad se está extendiendo a pasos agigantados.

Esto quiere decir que los precios están bajando y, aunque tienes motocicletas que superan los 12.000 euros como las de la marca Zero o incluso los 14.000 (una de las mejores -y más caras- es la BMW C-Evolution)... lo cierto es que tienes vehículos enchufables más modestos desde los 1.950 euros (en el caso del Lifan E3, por ejemplo, con 3 años de garantía incluidos en el precio). 

4 Consumo

En una moto eléctrica, el coste por kilómetro se reduce considerablemente en relación con un vehículo cualquiera de combustión. Así, no te extrañe que en nuestras distintas pruebas -o en las de nuestros compañeros de Computer Hoy, los resultados comparados desde el punto de vista del producto o de la tecnología, hayan sido los mismos... y en ocasiones hayamos calculado que una moto eléctrica de altas prestaciones -más caras de adquirir- arrojen luego ¡un gasto de 1,5 euros cada 100 km

  

5 Ruido

Que sí, que si te gusta sentir el rugido de una Harley entre tus piernas (de combustión, porque el fabricante americano también ha echado el ojo a este mercado enchufable, por cierto -la primera Harley eléctrica será una realidad-), una moto así a lo mejor no es lo que más te entusiasma. Pero como este post de lo que va es de las 10 razones para comprarse una moto eléctrica, pues tenemos que hablar y mucho de ello. 

Harley-Davidson Livewire, llegará en 2019

En efecto, una ventaja evidente de una moto enchufable es que el zumbido que emite es mínimo y, con el casco puesto, el roce aerodinámico, etc., lo único que sueles escuchar es, como mucho, el ruido de la rodadura. La contaminación acústica, pues, prácticamente se elimina desde el momento que la pones en marcha en tu garaje hasta que llegas a tu destino. Y eso es algo que agradecerán todos allí por donde circules, sobre todo, por el hábitat natural de estas monturas: las zonas urbanas.   

6 Diversión (aceleración)

Si echas un vistazo al mercado, en general, verás cómo los fabricantes de coches también están 'vendiendo' diversión enchufable; incluso, en modelos superdeportivos como el nuevo Porsche Taycan.

Sea una tendencia marketiniana o no, lo cierto es que hasta el coche eléctrico más pequeño de alquiler ya ofrece una aceleración brutal desde abajo al entregar todo el par desde el principio, en cuanto aceleras.

Si has probado uno así -o has utilizado ya cualquiera de los que hay disponibles de alquiler a cargo de las empresas Car2Go, Emov, Zity, imagina lo que sucede con una moto (más ligera, más eficiente...).

Prueba nuevo BMW C-Evolution 2017. Fotos: Álex Aguilar.

Además, las motos eléctricas también cuentan con modos de conducción y recarga, frenada regenerativa, aplicaciones para smartphone con las que jugar con consumos y prestaciones... Y esto, al margen de la ecología, también tiene su atractivo desde el punto de vista dinámico. 

7 Tiempo de recarga

Otro de los puntos fuertes de las motos eléctricas frente a los coches ídem: el tiempo de recarga es bastante menor, aunque el modelo en cuestión no disponga de toma para carga ultrarrápida. 

Prueba nuevo BMW C-Evolution 2017. Fotos: Álex Aguilar.

8 Puntos de recarga

Pero si hay algo en lo que una moto enchufable gana claramente la batalla es su menor dependencia de puntos de recarga... si cuenta con baterías extraíbles. 

Prueba Lifan E3 ciclomotor eléctrico
Prueba Lifan E3 ciclomotor eléctrico

Ya hemos probado varios modelos con este sistema y los resultados son muy prometedores. Se imponga o no esta solución en el fururo, lo cierto es que en las motos eléctricas es una realidad hoy día. Aunque aún pesen entre 4 y 9 kg, las baterías que se pueden sacar del chasis de la moto te permiten subirlas a casa o a la oficina para poder rellenarlas por tu cuenta, sin necesidad de depender de la aún precaria red de de puntos de recarga. Además, este sistema es una suerte de 'antirrobo', que se suma a la llave, o a cualquier accesorio que adquieras para proteger tu vehículo de los cacos.  

9 Restricciones (etiquetado energético)

Ante la lluvia de medidas destinadas a luchar contra la polución en las ciudades, una cosa está clara: por mucha incertidumbre que exista, la apuesta por los vehículos eléctricos es clave, y llevar una etiqueta energética azul de Cero Emisiones te va a facilitar la vida más que ninguna otra. 

Etiquetas DGT en los talleres

Hasta ahora, las motos estaban exentas de casi todas las restricciones antipolución, pero las cosas están cambiando.

Y al margen de las ayudas puntuales a la compra que te puedas encontrar a la hora de echar cuentas, lo cierto es que las distintas administraciones públicas ya están favoreciendo a los vehículos enchufables en cuanto a circulación, aparcamiento... No olvides pues este aspecto a la hora de encontrar razones para justificar la compra de una moto eléctrica. 

10 Simplicidad mecánica

Por último y no menos importante, a priori, las motos eléctricas, por mucha tecnología (software) que incorporen, suelen contar con una mayor simplicidad de elementos, lo que se traduce en una teórica ventaja en su amortización a lo largo del tiempo.

Zero SR 2017 moto eléctrica

Dicho de otra manera: al tener menos componentes mecánicos que se puedan estropear, el riesgo de averías debería disminuir. Y, si el bloque eléctrico funciona como debe y la electrónica asociada no da problemas extraordinarios, deberías ahorrarte dinero, con los años, en elementos tales como motor de arranque, embrague, caja de cambios, válvulas, segmentos, filtros, colector, línea de escape...   

Lecturas recomendadas