9 coches con nombres ideales para Halloween

Dodge Demon

Halloween es la época perfecta para el terror, así que aquí van algunos coches con nombres provenientes de entidades, criaturas y el mismísimo Diablo. Y sí, parece que es una tendencia muy popular.

Estamos en Halloween, la época preferida de los amantes del terror. Es en estos días en los que probablemente se verán más películas de miedo y se venderán más disfraces que hagan a muchos dejar su dignidad a un lado, en favor de pasarlo bien. En teoría, esta es una fiesta sin coches, pero también pueden tener cabida. ¿Cómo? Con estos 9 coches con nombres ideales para Halloween.

Texto original de Ollie Kew

Rolls-Royce Ghost

Rolls-Royce Ghost

Sí, Rolls-Royce va a tener mucho protagonismo. Curiosamente, la tradición de bautizar a estos coches con nombres de apariciones fantasmales surgió por accidente. En 1907, Claude Johnson, jefe de marketing de Rolls-Royce, hizo pintar en plata uno de los nuevos modelos de seis cilindros de la empresa. El coche se llamó 40/50, en referencia al número de caballos que se estimaba que podía producir.

Este único coche fue bautizado como "Silver Ghost", a la manera en que se bautiza a un yate, pero la prensa de la época aprovechó el título más lírico y apodó a todos los Rolls similares "Silver Ghosts". Tras esto, Rolls-Royce lanzó oficialmente su primer "Phantom" en 1925, y el resto es historia.

Dodge Demon

Dodge Demon

Lo que una vez fue el Dodge Challenger ha descendido por los siete círculos del infierno, pasando por las ediciones Hellcat y Redeye, hasta convertirse en esta leyenda moderna de los muscle cars: el Demon. 

Gracias a su glorioso motor V8 sobrealimentado de 6,2 litros y 840 CV, es capaz de acelerar de 0 a 96 km/h en 2,1 segundos en una pista de aceleración. También es capaz de recorrer el cuarto de milla en 9,65 segundos a 225 km/h. Sí, también hace caballitos.

Rolls-Royce Phantom

Rolls-Royce Phantom

Ha habido ocho generaciones de Rolls-Royce Phantom. Algunas estaban reservadas sólo para la realeza, pero la versión actual está al alcance de cualquiera... Siempre que dispongas de un mínimo de 363.000 libras y una plaza de aparcamiento muy grande. 

Este modelo es el buque insignia de Rolls-Royce, mide casi seis metros de largo y pesa más de 2,6 toneladas. Así que obtendrás mucho coche por tu dinero, pero no podrás ponerle precio a un nombre tan amenazador.

AMC Gremlin

AMC Gremlin

El Gremlin de American Motors Corporation era un utilitario básico diseñado para competir con el VW Escarabajo y el Chevy Vega. Para fabricarlo, AMC simplemente tomó su modelo Hornet, y lo acortó.

Lo que pasaba cuando se mojaba no lo sabemos, eso sí. Es un coche americano de los 70, por lo que la calidad de construcción probablemente no era tan buena. Pero los resultados fueron, esperemos, menos mortíferos que los de la película de terror de 1984 en la que también aparecían gremlins...

Rolls-Royce Wraith 

Rolls-Royce Wraith

¿Adivina quién ha vuelto? Sí, otro Rolls-Royce magníficamente bautizado. Un "espectro" -Wraith en inglés- se define como una débil imagen fantasmal de alguien que suele aparecer alrededor del momento de su muerte.

No tenemos ni idea de qué tiene eso que ver exactamente con un coupé V12 de más de 600 CV y puertas suicidas que parece el tipo de coche que Drácula llevaría consigo a hacer la compra. Sin embargo, el ya fallecido Wraith sin duda mantuvo la reputación de RR en cuanto a la excelencia de sus nombres.

Hennessey Exorcist

Hennessey Exorcist

¿Cómo te deshaces de un molesto demonio? Con un exorcista, evidentemente. Esa es toda la excusa que necesitaba el tejano John Hennessey, adicto a la potencia, para meter unos 1.000 CV en un Chevrolet Camaro ZL1.

Con esta creación Hennessey le dio al Dodge Demon un enemigo jurado, y a los anales de los muscle cars americanos otro nombre soberbio que añadir al salón de la fama.

Lamborghini Diablo

Lamborghini Diablo

Un coche que da miedo, sin duda. Este Lamborghini V12 de 1990 recibió su nombre de un toro de lidia español del siglo XIX que, a su vez, se llamaba Diablo. Por este motivo, los sacerdotes y los miembros del clero tienen formalmente prohibido poseer este supercoche, ya que se consideraría un apoyo satánico.

Puede que te pienses que nos lo estamos inventando. Sin embargo, ¿has visto alguna vez a un vicario en un Lamborghini Diablo? ¿No? Pues ahí lo tienes.

Alfa Romeo Spider

Alfa Romeo Spider

Se han bautizado coches con nombres de grandes felinos de dientes afilados, reptiles y aves rapaces. No cabe duda de que a los humanos nos fascinan las máquinas de matar de la naturaleza, pero este Alfa Romeo es distinto.

Si lo que quieres es una criatura que te infunda el máximo miedo primigenio simplemente galopando por el suelo del salón y desapareciendo bajo el sofá, entonces la especie más terrorífica del planeta es la araña. La preferimos como nombre de un coche antes que como criatura que se ha colado en nuestra casa, eso sí…

Rolls-Royce Spectre

Rolls-Royce Spectre

Terminemos donde empezamos: con otro Rolls-Royce fantasmal. Uno que es tan silencioso como la tumba. El Spectre es el nuevo coupé de Rolls-Royce, que sustituye al Wraith y señala la dirección a seguir para el Espíritu del Éxtasis. 

Obviamente, es un coche eléctrico al 100%, pero lo embriagador del primer coche así de la marca es cómo sigue siendo tan indulgente y especial como debería ser un Rolls-Royce. Esto, a pesar de cambiar todos esos pistones que se mueven suavemente por una serie de ceros y unos. El futuro no es tan aterrador, al menos para esta firma.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: MotorHalloween