Aston Martin seguirá apostando por su clásico motor V12

motor Aston Martin

Gustavo López Sirvent

La compañía británica ya ha anunciado que no renunciará a este propulsor que siguen reclamando sus seguidores y que podría montarse, ya actualizado, en el Vanquish, si bien no se ha concretado el modelo porque sólo se ha dicho que se instalará en los coches "más exclusivos y de disponibilidad limitada".

No descuidar el presente para labrar el futuro pero sin olvidar el pasado. Esa parece la filosofía de Aston Martin, que ya prepara sus nuevos lanzamientos como el híbrido Valhalla o el eléctrico que llegará en 2026. Aun así, los fanáticos de la firma británica piden seguir oliendo a gasolina, piden seguir oyendo el rugido de su V12 y que no caiga en el olvido.

Dicho y hecho. La compañía de Silverstone ha confirmado que el doce cilindros “estará presente en los modelos más exclusivos y de disponibilidad limitada”, lo que en principio lo distancia de los modelos en cadena. Se espera que el nuevo Vanquish (sustituto del DBS) sea el primero en montar este propulsor y se convierta en el Gran Turismo insignia del fabricante del Reino Unido.

Por cierto, hace 22 años la primera generación del Vanquish se hizo famosa gracias a la película de James Bond 'Muere otro día' que, desde entonces se convirtió en uno de los vehículos por excelencia de 007, con la aquiescencia de su majestad, el DB5.

Lawrence Stroll, director de Aston Martin, anunció que la marca no va a dejar de lado ni los coches con motores V12 que son parte de la historia de la firma ni la caja de cambios manual que aporta esa sensación analógica que tanto gusta. La apuesta es alta y arriesgada, ya que cada vez más fabricantes dejan de ofrecer cambio manual en según qué modelos.

A pesar de lo comentado, Stroll ha comunicado que, al contrario que el DB11, el nuevo Aston Martin DB12 no tendrá la opción V12, sólo el V8 Biturbo de origen Mercedes-AMG que también usan tanto el nuevo Vantage de calle como su variante de competición Vantage GT3. Es de esperar que el V12 se reserve también para modelos especiales de la marca, como el reciente Valour o el Vanquish.

La prueba de que quieren seguir contando con el doce cilindros es que el pasado mes de mayo, el fabricante británico presentó un nuevo bloque motor V12 de 835 caballos de potencia. Está rediseñado, ya que el pasado propulsor tenía 770 CV en la edición de despedida del DBS –DBS 770 Ultimate– y con esta nueva actualización tendrá 65 CV más.

El director técnico de la firma, Robert Fedeli, argumentó en su día que el futuro pasaba por esa arquitectura mecánica. “Con 835 caballos de potencia y 1.000 Newton metro de par, este motor sin precedentes representa nada menos que el nacimiento de una deslumbrante nueva era V12 para Aston Martin”.

El modelo presentado tendrá un bloque de cilindros y bielas reforzadas, culatas rediseñadas que incorporan árboles de levas con perfiles modificados y nuevos conductos de admisión y escape. Las bujías de encendido reposicionadas y los nuevos inyectores de combustible de mayor caudal optimizan la combustión para obtener unas prestaciones y una eficiencia líderes en su clase. 

Y para que no falte de nada en este motor, se le instalarán nuevos turbocompresores con menor inercia y mayor velocidad de giro que provocarán que incremente prestaciones y la respuesta del acelerador.