Pasar al contenido principal

Vídeo: La brutal prueba de velocidad del McLaren Senna en una carretera

La bestia inglesa de carreras y sus 800 caballos, desbocados por una vía pública.

Imagen de perfil de Javier Prieto
El McLaren Senna ruge en una carretera USA

El vídeo de la prueba del McLaren Senna en una carretera en Sudáfrica nos ha dejado locos. Lo reconocemos, el coche más radical jamás construido por la firma de Woking está entre nuestros hiperdeportivos favoritos.

 Bruno Senna se pone al volante del McLaren Senna

Por eso mismo no nos perdemos ninguna de sus actuaciones estelares de la joya deMcLaren. No hay duda de que el sucesor del McLaren P1 y rival al Aston Martin Vulcan, ha dejado como dos jubiletas al McLaren F1 GTR y al McLaren P1 LM.  

La bestia británica, nacida para devorar rivales y cronos a partes iguales, ha llegado para convertirse en el rey de su estirpe. Im-pre-sio-nan-te. ¿Estás de acuerdo con notros?

En las imágenes vas a fliparlo con la actuación del McLaren Senna en una vía pública -suponemos que cerrada al tráfico- en la región de Cabo del Norte. El escenario elegido, una larguísima recta donde la fiera da rienda suelta al Séptimo de Caballería que atesora en su interior.

 

 

En una de las secuencias más espectaculares se aprecia cómo una mancha negra atraviesa como si fuera un cohete una recta kilométrica situada en medio de un paraje inóspito y desértico.

La prueba del McLaren Senna demuestra que posee una potencia, aceleración y velocidad descomunales. Estamos ante un verdadero coche de carreras, aunque homologado para ir a hacer la compra montado en él. Y éso se nota.

 

Los números del McLaren Senna

El McLaren Senna está propulsado por un 4.0 V8 biturbo del McLaren 720S  (M840TR) que ha sido optimizado. Desarrolla una potencia de 800 ca-ba-llos y 800 Nm de par motor, asociado a una transmisión automática de siete cambios con doble embrague, y tracción trasera.

 

 

Acelera de 0 a 100 Km/h en 2,8 segundos, de 0 a 200 km/h en 6,8 segundos y de 0 a 300 Km/h en 16,5 segundos. Ah, y alcanza una velocidad punta de 340 km/h. Con su liviano peso (1.198 kg) gracias a un chasis monocasco evolucionado y a su carrocería, ambos en fibra de carbono, no nos extrañan nada dichas cifras.

Capítulo aparte merece el rendimiento aerodinámico, como refleja el radical y extremo diseño exterior. Corta el viento como una flecha. Como ya te habrás imaginado, dentro del McLaren Senna se respira competición por los cuatro costados. Baquets racing, mucho carbono y... poco más. 

Bueno, ¿qué te ha parecido la prueba del McLaren Senna en una carretera en Sudáfrica? A nosotros, también.

Imagen portada: YouTube McLaren Automotive.

Lecturas recomendadas