Pasar al contenido principal

Cinco errores que cometes cuando utilizas el aire acondicionado

Ventila, ventila. Ya lo decía tu madre...

Imagen de perfil de Noemí Alonso
Aire Acondicionado

¿Cuáles son los errores al usar el aire acondicionado? Ah, pero… ¿se pueden cometer fallos utilizando este dispositivo? Pues sí, amigo, y te vamos a decir cuáles son y cómo evitarlos. Apunta…

El aire acondicionado de Audi aliviará tu alergia. O eso dicen…

Ventila el coche

Ya lo decía tu madre: ventilar, ventilar, venga. La temperatura del interior de tu vehículo en pleno verano, sobre todo si está aparcado al sol, será mayor que en el exterior. Antes de activar el climatizador, baja las ventanillas y permite que el aire del habitáculo se renueve. Una vez hecho esto, ahora sí, sube los cristales y conecta el modo recirculación. Cuando la temperatura baje a tu gusto, ya puedes pedir que el oxígeno entre de fuera: el coche se mantendrá más fresco empleando menos energía para ello.

¿Qué tal alguno de estos coches para el verano?

Deja que el sistema se active. Ansioso

La puesta en marcha del climatizador del coche necesita un arranque a poca velocidad: aprovecha para conectar el ventilador a bajas revoluciones durante dos o tres minutos, mientras aireas el vehículo (ver el punto anterior. Eso te pasa por leer sólo los títulos). Cuando el caudal salga fresco, incrementa la potencia del ventilador para alcanzar los grados deseados (recuerda: deberían estar entre los 22 y los 24ºC) lo antes posible.

Que no te dé en la cara

“No saques la cara por la ventanilla, que te va a dar un aire y te vas a quedar así”. Otro consejo de madre que, en este caso, repetimos, pero por otros motivos. El aire frío pesa más que el caliente, así que dirige las rejillas de ventilación hacia la mitad del habitáculo: con ello generarás una corriente por convección. No las orientes hacia tu rostro; estarás comprando papeletas para resfriarte.

¿Sabes quién utilizó primero el cinturón? ¿Y el aire acondicionado?

Humedad relativa

Los climatizadores tienden a resecar el ambiente del habitáculo, así que ten en cuenta la humedad cuando conectes el aire acondicionado del coche. Los sistemas actuales la indican: la recomendación está entre un 40 y un 70%.

Mantenimiento del aire acondicionado

Efectivamente, también requiere de un mantenimiento. El aire que llega al habitáculo pasa por el radiador del coche, así que, de vez en cuando, conviene echar un vistazo: límpialo si está obstruido por insectos o por suciedad (además, con ello evitarás problemas en otros sistemas del vehículo). Comprueba, ya de paso, el nivel del líquido refrigerante y revisa conductos y manguetas. Recuerda que el sistema de aire acondicionado o el climatizador deber ser examinado en un taller de forma periódica para no perder sus propiedades. ¿Eso de ‘tengo que ir al taller a recargar el aire’? Eso, efectivamente.

Lecturas recomendadas