Pasar al contenido principal

Este es el Citroën C4 Cactus 2018: ¡cómo ha madurado!

Mantiene los genes de los recién llegados a la familia

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Si su hermano mayor fue un exitazo, el Citroën C4 Cactus 2018 no quiere ser la oveja negra de la familia y ha madurado... ¡Y cómo ha madurado! La nueva berlina compacta de la marca muestra ahora una imagen más solida aunque, todo hay que decirlo, seguirás identificándolo como un Citroën C4 Cactus. 

Vale, quizá de primeras tengas un cortocircuito al verlo, en plan: “esto me suena, pero en realidad no…” pero es algo totalmente normal. Ha recibido cambios importantes pero no radicales. Es el caso del nuevo frontal que ha sido ensanchado, integra nuevas luces diurnas LED y que recuerda mucho al de las otras novedades de Citroën, como el también recién presentado Citroën C3 Aircross, por ejemplo (aquí puedes leer la prueba). Además, las ópticas están dispuestas en dos niveles y en la trasera encontramos también luces con efecto 3D. 

No te pierdas: El Citroën C5 podría llegar en 2020, según la directora de la marca

Estamos hablando de una berlina compacta -¡que no SUV aunque parezca mentira!-, y, por tanto, aquí van sus dimensiones: el nuevo Cactus monta la arquitectura optimizada PF1 del Grupo PSA y mide 4,17 metros de largo, 1,48 metros de alto y 1,71 metros de ancho, con una batalla de 2,60 metros. Se han reducido los voladizos, una medida que según Citroën, garantiza una mayor agilidad en la ciudad. ¡Esto habrá que probarlo! El maletero, por otro lado, está asociado a una banqueta trasera abatible 1/3 – 2/3 y ofrece un volumen de 358 litros, que llegan hasta los 1.170 litros con la banqueta trasera abatida.

A estas alturas y tras ver la galería de imágenes, seguro que ya te has dado cuenta de algo... ¿Qué ha pasado con los famosos ‘Airbumps' en el Citroën C4 Cactus 2018?  Este elemento que fue una revolución en el primer Citroën C4 Cactus -y que luego heredaron otros coches como el Citroën C3-, ha perdido protagonismo en los laterales de la berlina. Ahora son más estrechos y se han desplazado hacia la parte inferior del coche. Todos aquellos que no lo terminaban de ver claro este 'aparato' seguro que se alegran de esto.

Como en Citroën saben bien que para gustos los colores, y siendo conscientes de que los coches bitono son una moda, ofrecen múltiples opciones de personalización para el nuevo Cactus admite un total de 31 combinaciones exteriores con nueve colores de carrocería -Blanco Banquise, Negro Obsidien, Gris Platinium y Gris Acero- y cuatro paquetes de color -Glossy Black, Silver Chrome, Anodised White y Anodised Deep Red. Los Airbumps pueden adoptar también estos toques de color y hay cinco tipos de llantas disponibles: SQUARE 16’’ Grey y SQUARE 16’’ Black, CROSS 17’’ Black, CROSS 17’’ bitono Black / Alu y CROSS 17’’ bitono White / Alu, las dos últimas son diamantadas.

 

 

Si saltamos al interior del nuevo Cactus, de diseño simple y práctico, encontramos multitud de huecos portaobjetos repartidos por él. Habrá cinco ambientes disponibles: uno de serie, con asientos de tela, y otros cuatro más mimados: el Metropolitan Red, Wild Grey, Hype Grey y Hype Red, siendo estos dos últimos los más altos de gama, con asientos de cuero en el primer caso y de Nappa beige y Alcantara rojo en el segundo. Para aquellos que necesitan un punto más a pesar de haberse decantado por una marca generalista. 

La tecnología gana protagonismo en el Citroën C4 Cactus 2018 con tres niveles de conectividad, que son: Función Mirror Screen compatible con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink, el sistema de navegación conectado 3D Citroën Connect Nav y el servicio de llamada de emergencia y de asistencia geolocalizada Citroën Connect Box con Pack SOS & Assistance. También contribuye a ello la pantalla táctil de 7 pulgadas y el cuadro de instrumentación completamente digital, así como sus 12 ayudas a la conducción, entre las que destaca el sistema Grip Control, que permite al automóvil adaptar la motricidad de las ruedas delanteras en función de terreno por el que circula.

 

La gran novedad del Citroën C4 Cactus 2018: Citroën Advanced Comfort

Se trata de la suspensión con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos y de los asientos delanteros una nueva espuma de alta densidad que aumenta la comodidad del asiento. En el caso de la suspensión, mientras que las suspensiones clásicas están formadas por un amortiguador, un muelle y un tope mecánico, la suspensión con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos (Progressive Hydraulic Cushions - PHC) añade dos topes hidráulicos a un lado y al otro: uno de extensión y uno de compresión. La suspensión trabaja así en dos tiempos en función de las necesidades que te voy a explicar... 

¿Que Citroën solo ha fabricado coches? No te lo crees ni tú...

Si las compresiones y extensiones son leves,el muelle y el amortiguador controlan de manera conjunta los movimientos verticales sin necesidad de que funcionen los topes hidráulicos. Ellos dicen que esto se siente 'como si fueras en una alfombra voladora', pero lo cierto es que en Top Gear todavía no hemos tenido ocasión de probar una de estas. Si son más fuertes, el muelle y el amortiguador trabajan en combinación con los topes hidráulicos, absorben la energía y evitan los rebotes. 

 

¿Y qué hay de las motorizaciones? 

El nuevo C4 Cactus está disponible con varios motores gasolina. La versión más potente, con el motor con turbocompresor PureTech 130 S&S, está asociado a una caja manual de 6 marchas. El motor PureTech 110, también con turbocompresor, se ofrece con caja manual (PureTech 110 S&S) o automática de 6 marchas EAT6 para el máximo agrado de conducción y confort (PureTech 110 S&S EAT6).

El más pequeño, el de acceso a gama, será el motor PureTech 82. En diésel, está disponible desde su lanzamiento con el motor BlueHDi 100 y el BlueHDi 100 S&S. Más adelante (bastante más adelante), en otoño de 2018, llegará una motorización diésel y una caja automática: el motor BlueHDi 120 S&S EAT6.

Lecturas recomendadas