Pasar al contenido principal

La colección de coches de Michael Jackson: 9 años sin el Rey del Pop

El genial artista tenía un garaje (casi) a la altura de su fama.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Actualizado

Los coches de Michael Jackson nos sirven para recordar al mítico artista de cuya muerte se han cumplido nueve años el pasado 25 de junio.   

Aunque no sea una de las facetas más conocidas del Rey del Pop, le molaban un montón los caprichos rodantes. De hecho, llegó a atesorar una grandiosa flota compuesta por más de 70 unidades, que no tenían nada que envidiar a los coches de Elvis PresleyJohn Lenon o George Harrison.

 

Testarossa Spider

 

El número exacto y todos los modelos que amontonó en el rancho Neverland son, al igual que parte de su vida, todo un misterio. Sin embargo, hemos localizado un buen número de ellos que a continuación te contamos en exclusiva para ti.

Desde sus inicios en el mundo de la música, los coches de Michael Jackson ocuparon una parte importante en su existencia. Como te puedes imaginar, la flota de automóviles fue creciendo al ritmo que la fama, las excentricidades y la cuenta corriente.    

 

Mercedes 500 SEL 1985 2

 

Las limusinas

Entre los coches de Michael Jackson, las limusinas siempre ocuparon un lugar preferente. Se trataba de un medio de transporte asociado a las estrellas planetarias como él.

Una de las primeras que se compró fue un Lincoln Town del ´88 de color blanco que podría considerarse casi modesta en comparación con las que llegarían más tarde. En el interior contaba con asientos de cuero gris, una ¡tele! y un mini bar, entre otros 'extras'.

 

 Lincoln Town del ´88

 

Como aquella le debió parecer demasiado 'humilde' y 'proletaria', poco después se decantó por un Rolls Silver Spur II Touring Limousine de 1990. De nuevo, el cuero gris y todos los lujos que te puedas imaginar (y los que no) se dan cita en su habitáculo que aparece tatuado con las iniciales MJ. Resulta evidente que pasar de la marca Lincoln a Rolls fue un salto cualitativo en su 'parque móvil'.

 

Rolls Silver Spur II Touring Limousine

 

No hay duda de que le cogió el gustillo a la marca británica de lujo porque un tiempo más tarde se trasladaba en un imponente Rolls Silver Seraph Limousine del ´99. Con este 'ejemplar' dio rienda suelta a sus inclinaciones estéticas, lo que (casi) podía constituir un dolor de ojos. 

 

Rolls Silver Seraph Limousine

 

Según cuentan los que le conocieron bien, la decoración interior del trasatlántico corrió a cargo del propio artista, que trató de evocar el 'refinado' estilo del Palacio de Versalles en un vehículo. Para darle un estilo 'que se note que estoy forrado de pasta', el oro de 24 kilates inundaba este salón barroco.

 

Interior del Rolls Silver Seraph Limousine 1999 decorado con oro 24 kilates

 

Estos coches de Michael Jackson demuestran que el dinero a veces está reñido con el buen gusto. Siguiendo con las maravillas británicas, también acumuló varios otros modelos de Rolls. De todos ellos, recordamos un precioso Corniche Turbo Coupé del '75.

 

Rolls Corniche Turbo Coupé del 1975

 

La excepción que confirma la regla de sus excesos de cuatro viene de la mano de esta Ford Econoline E150 que se compró en 1993, un medio de transporte muy sencillito. No todos los coches de Michael Jackson eran puro derroche económico.

 

Ford Econoline E150 de 1993

 

En el sentido opuesto, los más opulentos, aparece un pedazo autobús. Al genial artista se le fue un poco la mano con este mamotreto, máxima expresión del lujo y la opulencia.

 

Bus de Michael Jackson

 

A pesar de ser un amante de ellos, pocos son los coches de Michael Jackson que llegó a conducir personalmente. Ya se sabe que cuando uno se convierte en una megaestrella, eso de que te vean al volante de tu propio automóvil resultaría muy proletario.

 

El coche para ir a trabajar

Uno de los pocos coches de Michael Jackson que sí manejo, porque le flipaba un montón, era este elegante Mercedes 500 SEL de 1985. Lo empleaba diariamente para desplazarse desde su casa al estudio de grabación en Los Ángeles. Sí, claro que montaba una caja de cambios automática. ¿Sabías que lo tenía tanto cariño que no se deshizo de él jamás?

 

Michael Jackson’s 1985 Mercedes 500SEL

 

Clásicos 'made in USA'

Como buen patriota, entre los coches de Michael Jackson, no podían faltar algunos modelos clásicos americanos. De todos ellos, nos enamoró este precioso Cadillac Fletwood Series 60 del ´54.

 

Cadillac Fletwood Series 60 1954

 

Réplicas de coches infantiles en Neverland

Los coches de Michael Jackson que poblaban su rancho de Neverland reflejaban a la perfección el carácter infantiloide del genial músico.

Desde réplicas de vehículos de los Simpson o de personajes de dibujos animados clásicos como Peter Pan hasta deportivos a pequeña escala de la Nascar.

 

Cochecito a escala de Jackson en Neverland

 

Todo un mundo de ficción automovilística en el que se sumergía esa compleja personalidad. De hecho, algunas de estas singulares piezas las empleaba para circular por el interior de su mansión.

Uno de los últimos coches de Michael Jackson fue este imponente Cadillac Escalade con las lunas tintadas que le permitía protegerse de las miradas indiscretas y de los paparazzis.

 

Cadillac Escalade de Michael Jackon

 

Por cierto, si te han molado los coches de Michael Jackson, pásate por la galería de vídeos y fotos que te hemos preparado. Vas a alucinar.

 

 

 

Lecturas recomendadas