Pasar al contenido principal

Coches de los que nunca has oído hablar: Sail Badal

Si te gustan los coches poco convencionales, he aquí el tuyo.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Sail Badal

Si para ti el Reliant Robin es un modelo ‘demasiado convencional’… echa un vistazo a este coche del que nunca has oído hablar (nos jugamos el cuello): el Sail Badal. Lo han encontrado los chicos de Jalopnik y es tan raro como parece.

La compañía Sunrise Automotive Industries Ltd (ajá, Sail) fue fundada en 1974 en Bangalore, India. Como muchas otras automovilísticas que querían producir vehículos de forma sencilla, volvió sus ojos hacia la británica Reliant Motors, fabricantes del Robin, con tres ruedas y carrocería de fibra de vidrio. Este material eliminaba la necesidad de complejas (y costosas) máquinas para la estampación.

Sail, que en 1978 cambió su nombre a Sipani, diseñó un modelo que difería radicalmente del Robin. Bueno, el chasis sí derivaba de éste, colocando una de sus tres ruedas en el frontal -quizá no sea el sitio que proporcione más estabilidad-. Su motor era un Innocenti de 198 cc que venía de Italia y tenía 12 CV; para hacer las cosas más emocionantes, lo montaron en posición trasera. Por cierto, las ruedas posteriores eran también las únicas en las que había frenos.

Se construyó entre 1975 y 1982, a pesar de que su estética recuerda más bien a los años 60. Sus formas, a primera vista, parecían una caja. Pero deberías fijarte en su pequeño capó, bajo el que se acomodaban las piernas del conductor y la rueda delantera pivotante. El resto es como una furgoneta o un coche familiar alto, con dos puertas en el lado del pasajero y una en el del piloto. El espacio se gestiona de forma eficiente, pero (por buscar una pega) no hay acceso externo a la zona destinada al equipaje, situada sobre el motor.

Haiyan SW710: el coche chino del que nunca has oído hablar.

Aunque no se sabe mucho sobre sus ventas (hay quien lo considera un absoluto fracaso), tuvo cierto impacto en la cultura hindú, pues aparece casi como protagonista en la película de Bollywood Ram Balram, a la que pertenece la escena que ves en el vídeo sobre estas líneas. Ahí muestra sus ventanillas, que se abren hacia arriba, como las del 2 CV, y su agilidad. No nos digas que no tendrías uno en tu garaje.

Lecturas recomendadas